Marjorie de Sousa dice que Edith González no murió tranquila: “Nadie se puede ir en paz a otro lado si dejas a tu hijo”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz afirmó que está segura que Constanza, hija de González, no estaba preparada para el fallecimiento de su madre

La muerte de Edith González tomó por sorpresa a los medios de comunicación, el pasado 13 de junio, debido a que semanas antes la actriz negó una recaída en el cáncer de ovario que le diagnosticaron en 2016. A mes y medio de su fallecimiento, Marjorie de Sousa afirma que está segura que González no se fue tranquila.

“Solamente pensar en que dejas a tu hija es algo que te quiebra, yo creo que nadie se puede ir en paz a otro lado si dejas a tu hijo, no importa las condiciones”, detalló la venezolana, según reportó Univision.

La protagonista de telenovelas detalló que aunque Edith González se dio a la tarea de hablar con su única hija Constanza sobre su muerte, piensa que la adolescente de 14 años no estaba lista para perder a su madre de esa forma. “No importa si lo preparas mentalmente, yo creo que nadie está preparado para eso”, expresó.

Marjorie de Sousa indicó que pese a que no tuvo la oportunidad de trabajar con Edith González , sí conocía su trabajo y la gran mujer que era, por lo que hasta la fecha todavía le parece increíble que haya muerto recientemente.

“La vi una vez en una obra de teatro, pero me encantaba su carrera, desde Venezuela me marcó muchísimo, para mí es una mujer y digo es porque para mí no se ha muerto, es una mujer no solo bella, sino inteligente y cada personaje que hacía te marcaba (…) Todavía no supero lo de Edith González, se los juro que fue así como ¡wow! una mujer con tanta vida, tan alegre, con una carrera maravillosa, con una familia hermosa y dices Dios mío no estamos libres”, sentenció.

Edith González murió a los 54 años el pasado 13 de junio en un hospital de la Ciudad de México mientras escuchaba cantar a su hija Constanza y a su sobrina. La actriz perdió la vida tras sufrir una recaída por el cáncer de ovario que le aquejó desde el 2016.