Meghan Markle: la razón por la que mantendrá en secreto el nacimiento de su bebé

facebook

twitter

whatsapp

Email

La duquesa de Sussex no posará con su bebé recién nacido como lo hicieron Diana y Kate afuera del hospital St. Mary

Las tradicionales fotos que Diana de Gales y Kate Middleton protagonizaron a las afueras del hospital St. Mary, en Londres, con sus respectivos hijos recién nacidos en brazos se suman a una ya larga lista de protocolos reales que Meghan Markle y el príncipe Harry se niegan a seguir.

Y es que, aunque el mundo entero espera con ansia conocer el rostro del primer hijo de los duques de Sussex, estos anunciaron a través de un comunicado emitido por el Palacio de Buckingham que compartirán los detalles del nacimiento una vez que la nueva familia tenga oportunidad de celebrar en privado.

“El Duque y la Duquesa están muy agradecidos por los buenos deseos que han recibido de la gente de Reino Unido y de todo el mundo mientras se preparan para el nacimiento de su bebé”, se lee en el texto.

“Sus Altezas han tomado la decisión de mantener los planes sobre la llegada de su bebé en privado. El Duque y la Duquesa están deseando compartir las emocionantes noticias con todos, una vez que hayan tenido la oportunidad de celebrarlo en privado como una nueva familia".

Aunque el comunicado da señales del inminente nacimiento, la fecha para conocer al nuevo bebé real sigue siendo una incógnita, pues de acuerdo con una fuente consultada por Vanity Fair, no hay limite de tiempo para que Meghan y Harry presenten a primer hijo.

“Probablemente será dentro de unos pocos días desde el nacimiento, pero no hay límite de tiempo. Dependerá de cómo vaya el nacimiento y cómo se sienta la duquesa”.

Además, medios británicos aseguran que Markle, de 37 años, planea recibir a su primer hijo con un parto natural, sin intervención del equipo médico de la reina, con ayuda de una partera y en la comodidad de Frogmore Cottage, la nueva residencia en Windsor a la que recientemente los duques se mudaron.

Meghan y Harry llegaron al altar en una ceremonia de cuento de hadas celebrada el pasado 19 de mayo y en octubre del mismo año, el Palacio de Kensington confirmó a través de sus redes sociales la espera del primer baby Sussex.