Ver video

Caso Pablo Lyle: juez le ordena arresto domiciliario y 50 mil dólares de fianza

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor tendrá que portar un grillete localizador durante todo el proceso

Tras la muerte del hombre que golpeó el pasado jueves 4 de abril, Pablo Lyle acató la orden de la jueza Lisa Walsh, quien le pidió se presentara este lunes 8 de abril en la corte de Miami para esclarecer su situación legal. El actor arribó junto a su esposa Ana Araujo y su abogado Bruce Lehr; pese a los cuestionamientos de los medios, prefirió guardar silencio hasta que ingresó a la sala, donde enfrentó a la jueza.

Sin embargo, su audiencia se demoró debido a que Walsh renunció al caso porque tiene una amistad con el representante legal de Pablo Lyle. El nuevo juez a cargo es Alan Fine, quien tras revisar las pruebas presentadas y el video del incidente, le impuso una fianza de 50 mil dólares para que conserve su libertad condicional de forma inmediata, según reportó Univision .

Estipuló que el actor quedará bajo arresto domiciliario y deberá portar un grillete localizador hasta que se esclarezca su situación legal; además, le retiraron su pasaporte, le prohibieron salir de noche, ingerir bebidas alcohólicas y conducir.

El actor tendrá que presentarse de nuevo cuenta en la corte en mayo próximo para seguir con el caso de la muerte de Juan Ricardo Hernández, a quien le dio un puñetazo el 31 de marzo, dejándolo inconsciente y provocándole una herida en el cráneo y un derrame interno.

Esta nueva resolución se dio horas después de que la Fiscalía pidió al juez que le impusiera una fianza de un millón dólares a Pablo Lyle, porque lo consideraban un hombre peligroso para la sociedad.

Sin embargo, la defensa del protagonista de telenovelas puntualizó que Lyle está colaborando con la justicia e incluso señalaron que el video fue alterado, ya que corre a una velocidad mayor de cómo pasaron en verdad las cosas.

Los abogados también mostraron su desacuerdo ante los primeros requerimientos de la Fiscalía y aseguraron que les parecía excesivo el monto de la fianza y pidieron que no se tipificara como un homicidio culposo o involuntario, porque fue la familia de Juan Ricardo Hernández la que decidió desconectarlo el pasado jueves 4 de abril, terminando así con su vida.

El incidente que colocó a Pablo Lyle en esta situación se registró el pasado 31 de marzo, cuando Juan Ricardo Hernández le reclamó al chofer del vehículo en el que viajaba el actor por atravesársele para dar una vuelta en U en una avenida de Miami, Florida.

El conductor se bajó y respondió el reclamo de Hernández; pero minutos después el actor se unió a la discusión y corrió contra el hombre para darle un puñetazo, dejándolo inconsciente en el piso. Aunque fue detenido horas más tarde, recobró su libertad un día después tras pagar una fianza de 5 mil dólares.