Rafael Amaya 'se creía El señor de los cielos' cuando llegó a rehabilitación, revela Chávez

En sus primeras declaraciones, tras dos años desaparecido, el actor confirmó que lleva 4 meses de rehabilitación en la clínica del boxeador
Por: Paulina Flores
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de semanas de dar pistas de su paradero en redes sociales a través de fotografías compartidas por fans y amigos como Julio César Chávez y Roberto Tapia, Rafael Amaya reapareció y habló por primera vez sobre su adicción al alcohol y las drogas, los excesos a los que llegó, además de los lugares donde permaneció como incógnito tras su repentina desaparición del medio del espectáculos desde 2018.

En su testimonio, compartido por la revista People en Español, el actor de 43 años confesó que perdió el piso en medio de la fama que vivía gracias al personaje de 'Aurelio Casillas' que personificó durante seis temporadas de la serie 'El Señor de los cielos', papel con el que, a palabras del boxeador Julio César Chávez, quien lo recibió en su clínica de rehabilitación, el actor se mimetizó.

"Cuando llegó, la verdad no le quisimos decir a Rafa, pero sí llegó un poco psicótico, todavía creyéndose el señor de los cielos. Pero pasaron los días y ahora meses, y la evolución de Rafa ha sido increíble”, dijo el boxeador mexicano sobre cómo hace cerca de ocho meses encontraron al actor sumido en las adicciones.

Basado en su propia experiencia, Chávez resaltó la fuerza y disposición con la que Amaya ha logrado recuperarse: “Es un hombre noble. Como todo ser humano, tenemos errores en la vida. Lo difícil no es caer, lo difícil es levantarse y eso hay que valorarlo”.

En su testimonio, Rafael Amaya reconoció que se dejó llevar por lo que la gente esperaba ver de él y que en medio de su afán por complacerla poco a poco empezó a ingerir alcohol y después otras sustancias hasta que se fue hundiendo.

"También me dejé llevar por muchas cosas que no debí haberme dejado llevar. Mucha gente me catalogaba como ellos querían que fuera y de alguna forma siempre me ha gustado quedar bien y darle placer a la gente en cuanto a cómo me veo, qué es lo que digo, el video que quieren que grabe. Me dejé llevar".

Amaya, quien reveló, sigue en tratamiento fuera de la clínica, espera que su testimonio tenga el alcance necesario para ayudar a otras personas que estén pasando por lo mimos.

"Quiero transmitirle esto a la gente. Mi pregunta es: ¿De qué manera puedo ayudar a la gente? Poniendo mi granito de arena con los medios, aprovechar ese alcance que tengo para transmitir cómo me salvaron la vida".

En fotos: Mira la transformación de ‘Aurelio Casillas’ en ‘El señor de los cielos’