Ver video

Roberto Palazuelos congelará sus espermas para ser padre de una niña de ojos azules

facebook

twitter

whatsapp

Email

El llamado ‘Diamante Negro’ también destapó su mayor miedo: que su hijo se case por bienes mancomunados

Roberto Palazuelos destapó sus intenciones de convertirse en padre de una niña, por lo que aseguró que será en enero, de 2020, cuando congele sus espermas con la intención de manipularlos y dar vida a una pequeña de ojos azules.

“Sí voy a tener una hija, quiero una niña (…) tú sabes que se pueden manipular (los genes). Tú sabes que el hombre determina los ojos y el sexo. De hecho, tengo planeado, en el mes de enero, congelar mis espermas con la niña de ojos azules”, expresó el actor durante la presentación de su reality ‘Palazuelos: Mi Rey’.

El llamado ‘Diamante Negro’ también detalló que está en busca de la mujer ideal para concebir a la que será su segunda hija, asegurando que ésta debe ser “de buen corazón” y “bella”.

“Tampoco puede ser cualquier mujer. Tiene que ser una mujer con un gran corazón, una gran inteligencia y qué sea muy bella también, porque quiero tener una hija muy bella, muy inteligente y con un gran corazón”, agregó.

Por otro lado, el actor también reveló que no le tiene miedo a la muerte. Incluso, aseguró que tiene todo listo para cuando suceda, detallando que, hasta el día de hoy, Roberto Palazuelos Jr., es su único hijo.

“No le tengo miedo a la muerte. Creo que soy una persona que está bien con Dios y cuando estás bien con Dios, pues no te preocupa irte con él. En cuanto a las cuestiones legales, soy abogado y, por supuesto, que tengo un testamento en el que mi único heredero universal es mi hijo”, expresó.

Y, pese a tener todo arreglado de manera legal, Roberto Palazuelos confesó tener solo una preocupación: “que le quiten todo” a su hijo.

“Lo que me preocupa es que, si yo me muriera, y mi hijo tiene 15 años, que no lo pudiese formar jurídicamente, y que el día de mañana lo hicieran firmar una tontería, que le tumbaran un hotel, que le quitaran algo… Se lo digo todo el tiempo: ‘si algún día yo no estoy, la primera cosa que tienes que entender es si te casas, el documento tiene que decir separación de bienes. Tú no te puedes permitir que, de repente te cases con una persona y en cinco años (…) esa persona te quite la mitad de lo que a mí me costó 30 años construir’”, remató.