Salma Hayek recuerda cuando en Hollywood no tenía diseñador porque: 'no era tan famosa’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz contó cómo fue su paso por las alfombras rojas en Estados Unidos al inicio de su carrera

Salma Hayek es una de las estrellas mexicanas que lograron consolidar una gran trayectoria en el cine de Hollywood, donde tuvo que superar grandes obstáculos para ser reconocida por su trabajo y en los eventos más importantes de la industria.

En un video que publicó la revista Vogue, la actriz hizo un recorrido por sus looks más icónicos, generando en ella una gran nostalgia de los momentos en los que se sintió abrumada hasta los más alegres.

En el álbum de fotografías que la estrella comenzó a ver, hizo una pausa en el vestido del diseñador Giorgio Armani, el cual lució para la primera ceremonia del Premio Oscar a la que asistiría en la década de 1990.

“Este vestido de Armani fue cuando fui por primera vez a los Oscar, fue la primera vez que me presenté en los Oscar. Es un vestido muy sencillo, en ese momento, no mucha gente quería vestirme porque no era muy conocida”.

Salma aprovechó para agradecer al diseñador por apoyarla desde el inicio de su trayectoria y agregó que en ese momento: “Decidí que quería llevar una tiara y todos me dijeron que estaba loca, que era ridículo, que iba a ser muy pretencioso”, dijo.

La mexicana comentó que su manager, su estilista, su publicista la persuadieron de no hacerlo y agradeció tener la sensatez de no hacerles caso porque: “Todas comenzaron a usar tiara después de eso y nunca obtuve crédito por esa tendencia, nunca porque era una especie de desconocida”.

Otra de las personalidades a las que también agradeció por apoyarla después en su camino a la fama en las alfombras rojas fue a Gianni Versace a quien conoció antes de que fuera asesinado.

“Fue uno de los primeros que me invitó a sus fiestas a un desfile de modas en Nueva York y lo estaba conociendo cuando desafortunadamente murió trágicamente, pero también estoy muy agradecida por apoyarme en mi carrera”, dijo.

Más adelante, encontró una imagen de un look de tres piezas, una falda azul, con un top en brillantes y una pashmina púrpura.

Explicó que en 1999, las cosas aún eran complicadas en las alfombras rojas, por lo que en algunas ocasiones, ella misma diseñaba sus propios looks.

“Encontré esta falda en alguna parte y la camisa en otra parte, de alguna manera pensé en verlos juntos y esta es la cosa, cuando eres joven, puedes salirte con la tuya”, dijo mientras veía la imagen en la que lucía un abdomen plano.

“En realidad al comienzo de mi carrera realmente me costó conseguir ropa, no podía pagarla por mi cuenta y las otras chicas estaban consiguiendo gente para que les prestaran ropa, pero en realidad nadie pensó que una mexicana se iba a quedar. Pero las cosas han cambiado mucho desde entonces”, detalló.

Salma Hayek se sorprendió al ver los looks que la revista más prestigiosa en moda a nivel mundial reconociera esas imágenes como sus mejores vestidos.

“Muchos de esos looks eran de mi creatividad tratando de luchar con el hecho de que no lo hice con muchos recursos y estoy muy orgullosa porque estaban en mi imaginación, eso es lo que me hizo crear”, aseguró.

Con el paso de los años, Salma Hayek logró consolidar su carrera en Hollywood y agradecer el poder tener acceso a las marcas más importantes de la industria de la moda para recurrir a ellas cada vez que tiene un gran evento.