Sarita Sosa reaparece y confiesa por primera vez cómo murió José José: “Estuve aguantando su mano”

facebook

twitter

whatsapp

Email

En una sincera plática, la menor de los hijos de 'El Príncipe de la canción' recordó cómo se despidió de su padre

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

José José falleció el 28 de septiembre de 2019 a causa de complicaciones del cáncer de páncreas en medio de una disputa familiar entre sus tres hijos José Joel, Marysol y Sara Sosa, quien a casi un año de la partida del cantante reapareció en una transmisión en redes sociales donde reveló detalles inéditos de los último momentos de 'El Príncipe de la canción'.

Y es que, la también cantante prefirió dejar a un lado la polémica de supuestos testamentos de José José y habló cómo pocas veces de cómo era la convivencia con el cantante con quien dijo se dificultaba tener una salida normal al cine pues su púbico siempre lo asediaba.

Además, resaltó que el intérprete de 'La Nave del olvido' siempre se caracterizó por su sencillez pues hasta los últimos días de su vida nunca se jacto de la gran fama que tenía : "Mi papi aún llegando al final de su vida nunca se creyó José José, ni El Príncipe, él era Pepe".

Sin embargo, las palabras de Sarita Sosa que más conmovieron fueron con las que recordó cómo fueron los último momentos de vida su padre, quien, dijo partió dormido, tomado de su mano, mientras ella oraba a su lado, en compañía de su familia y del personal médico que lo asistió.

"Yo estuve con él desdichadamente en todo el proceso, aguantando su mano. Yo le dije a él, estaba orando, minutos antes de que falleciera y le dije 'Dios mío que se haga tu voluntad' y en el momento en el que dije 'que se haga tu voluntad' paró su corazón y se fue dormidito. Estábamos todos ahí, los enfermeros, toda la familia", contó.

A finales de febrero, la menor de los hermanos Sosa dejó claro que no ve cercana una reconciliación con los hijos de Anel Noreña, sin embargo, fiel a su creencias religiosas aseguró que los perdona aunque no se dejará pisotear por nadie.

“Los perdono. Como cristianos nuestro deber es perdonar. Yo creo que es ‘perdona, pero no te dejes pisotear’, como me decía mi papá. Sí, claro (se ha sentido pisoteado), y esto pasa en las mejores familias, siempre hay hermanos que no se llevan o tienen sus diferencias, no es nada del otro mundo”, dijo.