Sofía Castro habla por primera vez de la violencia que sufrió con exnovio: “Creí que eso era amor”

La actriz agradeció el apoyo de sus padres y de sus hermanas ante el difícil episodio por el que atravesó
Por: Elizabeth González
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Sofía Castro abrió su corazón y por primera vez habló del episodio de violencia física y verbal que sufrió con un exnovio cuando apenas entraba a la etapa de la adolescencia.

Fue durante la conferencia ‘TeDx Women’, que conduce la periodista Karla Iberia Sánchez, que la actriz a se animó a narrar su historia con el objetivo de llegar a esas mujeres que atraviesan por una situación similar.

“Hola, soy Sofía Castro y soy actriz (…) Desde muy pequeña crecí rodeada de historias hermosas y de cuentos mágicos, de personajes físicamente perfectos. También crecí viendo películas de amor (…) Y no conforme con ver todo eso, mis padres creaban historias donde una vez más, el amor y la belleza le daba la felicidad a los protagonistas (…) A lo mejor por eso aguanté tantas cosas en lo que yo creía que era un amor perfecto”, comenzó.

Durante su ponencia, la hija de Angélica Rivera aseguró que todo comenzó con las inseguridades que se formaron en su adolescencia, poco después del divorcio de sus padres.

“Les confieso que han sido muchas noches de insomnio, de un nudo en la panza y sobre todo mucho miedo porque mostrar mi vida personal no es nada fácil (…) Fue una etapa muy difícil y personal de mi vida, fueron años que me cambiaron para siempre, pero que al mismo tiempo me dieron un aprendizaje importante y me convirtieron en lo que soy. Cuando estaba cerca de cumplir 12 años, mi vida cambió de manera radical. El divorcio de mis papás fue un rompimiento muy importante en mi familia, ahí por primera vez vi que Disney no siempre tiene la razón y a ese ‘felices para siempre’ le puse un gran sigo de interrogación”, contó.

Sofía destacó que tiempo después su vida pasó por otro cambio importante, pues su madre volvió a casarse y se convirtió en parte de la familia presidencial, lo que detonó las críticas y más inseguridades.

“Dos años después viene otro gran cambio en mi vida, tanto familiar como social, que trae situaciones muy distintas a las que yo había vivido. Si de por sí ya vivíamos bajo el ojo público por el trabajo de mis papás, cuando mi mamá se vuelve a casar me sentí mucho más expuesta, observada y juzgada por todo el mundo, yo ni siquiera sabía lo que iba a suceder ni lo que representaba ser parte de la familia presidencial y agregándole a todo esto, las redes sociales empezaron a tomar el control de nuestras vidas”, señaló.

La intérprete, de 24 años, aseguró que para entonces su única preocupación era divertirse con las mismas cosas que sus amigas, subir fotografías a Facebook y convertirse en actriz. Precisamente fueron estas actividades y sueños los que abrieron la puerta para que la gente se sintiera en la posición de opinar.

“Sin yo provocar nada, comencé a recibir ataques muy fuertes en redes sociales por algo que no era mi responsabilidad, comentarios y frases violentas (….) Al principio trataba de no darle importancia, pero eran tantos que por más fuerte que me traté de hacer, esto terminó por lastimarme, por eso es que poco a poco me empecé a perder a mí misma y a creer que todo lo que me decían tenía algo de verdad”.

Sofía Castro cuenta que en medio de esta difícil depresión se enamoró perdidamente de un hombre, de quien nunca reveló el nombre y de quien -dijo- la hizo sentir amada, sin imaginar que un día, las cosas cambiarían al punto de ser violentada tanto física como verbal.

“Se descompuso la forma en la que yo me veía, empecé con depresiones, con problemas alimenticios, con ansiedad, con problemas de baja autoestima y sobre todo, con una falta de amor a mí misma. Yo me autodevalué y cada día que pasaba, la cosa se ponía peor. Pero un día conocí a alguien que me volteó a ver de diferente manera, él era príncipe encantador, más grande que yo y tenía las palabras perfectas para hacerme sentir bonita, querida y aceptada, todo lo contrario a lo que decían de mí todos los días (en redes). En ese momento él se convirtió en mi refugio (…) Pero esa relación que yo creía perfecta estaba muy lejos de serlo y la historia de amor se transformó en una historia de muchísimo dolor”, relató.

placeholder
Así fue el regreso de Angélica Rivera a la televisión: "Vengo de mamá”

La joven contó que poco a poco comenzaron a tener problemas de pareja, que normalizó. Incluso, aseguró que permitió mentiras, infidelidades y hasta abusos.

“Él se convirtió muy rápido en mi seguridad y mi estabilidad, así que uno de mis mayores miedos era que él no estuviera conmigo (…) él dominaba esto y por eso empezó a jugar con mis sentimientos (…) Esto nos llevó a vivir una relación con patrones muy conflictivos (…) él abusaba cada vez más y yo lo permitía cada vez. Había mentiras, infidelidades, abuso psicológico y emocional, para ese entonces yo ya estaba metida en una relación tóxica, pero yo no lo sabía porque para mí ese tipo de relaciones es solamente cuando hay agresión física y sexual y no, también estas relaciones lo son, porque hay violencia verbal, psicológica y emocional”.

Sofía Castro dejó claro que nunca hizo pública esta relación, además, recordó que el hombre en varias ocasiones le prohibió subir fotos, revisaba constantemente su celular y hasta decidía quién sí podía ser su amigo y quién no.

“El me amenazaba si subía una foto en traje de baño, le daba pena que fuera actriz, por eso nunca hice pública esta relación (…) empezó a celarme por todo, controlaba mi vida, revisaba mi celular y él me decía con quién me podía llevar y con quién no (…) no salía a ningún lado sin su permiso. Si no le contestaba el teléfono era un miedo cuando yo veía una llamada perdida de él, no podía saludar a nadie sin que él lo aprobara hasta que terminé un día con sus manos marcadas del jalón que me puso y al mismo tiempo me gritaba que era una p***. Esa fue la única vez que permití algo así y pocas veces ya sonreía (…) todo el tiempo estaba angustiada porque él no se fuera a enojar. Dejé de ser yo y de tener el control sobre mí porque se lo entregué completamente a él, porque yo no quería que se fuera de mi lado y cuando se fue, me hizo sentir tan culpable que lo buscaba y le rogaba (…) Él me daba algo que yo no tenía, falta de amor propio (…) me hice menos, me denigré (…)”, enfatizó.

Sobre las razones por las cuales aguantó tanto tiempo estar en medio de una relación tóxica, la joven actriz lo atribuyó a los vacíos y carencias emocionales que tenía, puntualizando que nunca estuvo sola, pues siempre contó con el apoyo de sus padres.

“Él era la sustancia que me hacía sentir bien a ratos. Sus agresiones eran menores a las que yo recibía allá afuera (…) Yo le entregué el poder de mi felicidad.
Estaba sometida a él, tenía una dependencia hacia él enorme. Me escapaba del Estado Mayor en la cajuela del coche de mi mejor amigo para poder irlo a ver. Le mentía a mi mamá, me peleaba con ella, y quiero aclarar que nunca estuve sola, tenía a mi mamá, a mi papá, a mis hermanas, a mis amigas, lo cual hoy les agradezco por no haberme soltado, pero nadie escarmienta en cabeza ajena (…) Estuvo bien cañón poderlo dejar, porque está en una, porque por más que te lo digan, viene de ti”.

Incluso, citó una de las frases que su madre Angélica Rivera siempre le decía. “‘Desintoxicares de una persona es el proceso más doloroso y el más lento, pero es el que más te libera’ (…) La respuesta a por qué aguanté tanto es porque creí que eso era el amor, pero un buen día me di cuenta que no hay nada más lejos del amor que vivir con miedo, tuve que tocar un fondo donde me perdí a mi misma y para comenzar con mi recuperación, el primer paso fue tener valor, quitarme el miedo y dejarlo”.

Finalmente, Sofía Castro compartió que con el tiempo aprendió a amarse, lo que le permitió salir adelante, comenzar una nueva relación y abrir su corazón para evitar que más mujeres atraviesen por algo similar.

“Hoy por fin entiendo que por más que busque el amor en otras personas, si yo no me respeto y no me amo a mi misma, no voy a poder amar, respetar y cuidar (…) Estoy aquí porque estuve enferma, estuve en una relación tóxica, qué chistoso, porque la gente piensa que yo tenía todo y no tenía nada”, concluyo.

Hija menor de Angélica Rivera cumple XV años y así la celebran