Tras posar en lencería, Michelle Rodríguez se sincera: “Ah caray, si estoy bien bonita”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La entrevista que la actriz dio a Soy Letal por fin salió a la luz y dio tremenda lección de amor propio

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Michelle Rodríguez recibió el último mes del 2020 con una sesión de fotos para las que posó, como nunca, en lencería junto al astro del maquillaje Soy Letal, con quien a poco más de mes y medio de la publicación de las reveladoras imágenes platicó sobre cómo fue que se animó a posar en poca ropa.

Durante la charla, la intérprete de 'Toña' en '40 y 20' confesó que tomar la decisión no fue fácil pero que su balanza interna se inclinó por la emoción y el reto de salir de la zona de confort.

La lección de amor propio que la actriz de teatro y televisión dio a sus más de 1.2 millones de seguidores en Instagram el pasado 10 de diciembre, explicó en el episodio titulado 'Atrevernos a ser nosotros mismos', es fruto de años de trabajo emocional.

Michelle, quien recientemente se dejó ver con un crop top, habló del mar de mensajes positivos que recibió tras su destape en redes sociales y habló de la importancia de reconocer la belleza propia.

"Nunca se nos enseña propiamente, ni de paso, ni por error a veces, a decirnos cosas bonitas, (como) 'qué bonitos ojos tengo' o 'qué bonitas piernas', 'qué bonito es mi cuerpo'", dijo.

Luego de que Letal expresó la plenitud que reflejó durante la sesión de fotos, la ex participante de '¿Quién es la Máscara?' compartió que pasaron más de la mitad de sus años de vida para que pudiera reconocer su belleza.

"También estoy aprendiendo eso (a disfrutarme a mí misma)... me tardé muchos años en decir 'Ah caray, si estoy bien bonita', ahora lo disfruto. Treinta: treinta años me costó. Siempre viví a sabiendas de que siempre hay una más bonita que yo, que yo no soy la amiga guapa, que yo no soy la amiga de buen cuerpo y uno va asumiendo cosas que uno solita inventó", contó.

Las lecciones de amor propio se ha convertido en la rutina de todos los días y aunque está en una etapa de su vida en la que su percepción física e interna dejó de depender de los demás, Rodríguez aseguró que no ha sido trabajo fácil.

"Disfruto de mi cuerpo hoy mucho más que hace muchos años, claro que sí. Y me veo en el espejo y me gusta; hay días que me juzgo, pero creo que nunca me odio".