Homenaje a Manuel 'El Loco' Valdés: El rey de la comedia y la improvisación

facebook

twitter

whatsapp

Email

El primer comediante mexicano nativo de la televisión, quien hizo maravillas con el humor, murió este viernes a los 89 años

Este viernes 28 de agosto, la familia del legendario actor Manuel ‘El Loco’ Valdés reveló que el comediante falleció a los 89 años tras una batalla contra el cáncer de piel. Para recordar su vida y obra, Las Estrellas preparó este homenaje.

Manuel Valdés nació un 29 de enero de 1931 en la fronteriza Ciudad Juárez, Chihuahua, hijo de un agente aduanal, Rafael Antonio Luis Alfonso Gómez de Valdés y de Guadalupe Castillo.

Valdés llegó a una familia numerosa —que después se convertiría en una de las más importantes para la comedia mexicana—, integrada por Rafael, Germán “Tin Tán”, Ramón 'Don Ramón', Antonio 'El Ratón', Guadalupe, Pedro, Armando y Cristóbal.

Durante su infancia vivió en varias ciudades del país a propósito del trabajo de su padre, hasta que finalmente la familia se asentó en la Ciudad de México, cuando la carrera de su hermano Germán estaba en ascenso.

A sus 13 años, Manuel incursionó en el cine como extra, en la película 'El Hijo Desobediente' (1943), la primera cinta que fue protagonizada por su hermano 'Tin Tán', aparición con la que descubrió su vocación artística.

Poco después empezó a formarse como bailarín; tomó clases de ballet clásico y moderno, durante más de cinco años.

A la par, jugaba fútbol americano, en la posición de mariscal de campo. 'El Loco' siempre fue un aficionado de los deportes; era fanático de los Vaqueros de Dallas en la NFL y de la UNAM, así como uno de los más fieles seguidores del Club América de fútbol.

'Variedades de Mediodía' (1955) fue el programa de televisión que le dio la posibilidad de iniciar su carrera en la televisión, convirtiéndose en el primer comediante nacido en la pantalla chica mexicana. En ese programa creó el icónico personaje y el baile llamado 'Colofox'.

Su capacidad de improvisar y crear rimas ágiles le dieron el apodo de 'El Loco', personaje que le dio la posibilidad de tener varios programas de televisión, como 'El show del Loco Valdés', 'Ensalada de locos', 'La hora del Loco Valdés' y 'Variedades de Medianoche', que poco a poco fueron abriendo un espacio significativo para el humor en la televisión nacional.

La carrera de Manuel fue prolífica tanto en televisión como en cine, donde realizó 62 filmes destacando varias: 'Caperucita roja' (1959), 'Caperucita y sus tres amigos' (1961), 'El tigre negro' (1962), 'Las mujeres pantera' (1966), 'Detectives y ladrones' (1966), entre otras.

En sus dos matrimonios, Manuel Valdés tuvo nueve hijos y otros tres que tuvo fuera del matrimonio: Cristian, Marcos y Óscar.

Marcos fue producto de un romance que el comediante sostuvo con Rosa María Bojalil durante la gira teatral de 'Ring, ring, llama el amor'. Bojalil le ocultó al pequeño la identidad de su padre, hasta que este se enteró por una prima y fue su nana quien le confirmó su relación consanguínea con el histrión.

Fue entonces que decidió buscarlo, algo que le tomó 6 meses, dijo en una entrevista a la prensa: “Me dio pavor. Imagínate que de repente te digan que eres el hijo de "El Loco" Valdés, en ese entonces, cuando él era el monstruo de la comedia”.

“Cuando conocí a mi padre, en 1979, me dijo: ‘dedícate a cualquier cosa menos a esto, lo siento’. Me explicó que no me podía ayudar porque lo iban a matar sus señoras si se enteraban de que me ayudaba”, narró el hijo del comediante al mostrarle sus inquietudes artísticas.

Mientras su vida sentimental no dejaba de traer sorpresas, Manuel Valdés cultivaba su éxito en la televisión notorio, aunque su calidad histriónica lo convirtieron en blanco de multas por parte del gobierno de aquel entonces.

En el sexenio de Luis Echeverría Álvarez (1970-1976) hizo bromas refiriéndose a Benito Juárez y su esposa Margarita Maza, usando los apodos “Bomberito Juárez” y “Manguerita Maza”, lo que lo hizo acreedor a sanciones económicas importantes.

Pero esto limitó su comedia, ya que cuando hacia una broma que rondaba los límites de lo que toleraría el gobierno el mostraba un cheque en blanco y decía “aquí está mi multa”, haciendo sorna de la amonestación que sufriría, pues la censura no sería un problema para su estilo humorístico.

Fue en 'El Show del Loco Valdés' cuando gozaba de una sólida fama, que conoció a la debutante Verónica Castro , de la que se enamoró perdidamente.

Castro, quien entonces tenía 22 años se enamoró de Manuel en 1973, de ese tórrido romance se embarazó y tuvo a . Ella cursaba la licenciatura en Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México

“Me enamoré de Verónica Castro. Estábamos completamente enamoradosSu mamá le dijo 'No te conviene el señor porque es casado y tiene novias por todas partes'. Si yo me hubiera quedado con Verónica ella no sería lo que es”, declaró el Loco en entrevista con Imagen Televisión.

“Soy como cualquiera de ustedes, una madre soltera que tuvo que luchar mucho sin la ayuda de nadie. Nadie me regaló nada. Todo me costó trabajo”, dijo Verónica para Univision .

'El Loco' estuvo rodeado de amigos igual de talentosos que él, figuras icónicas como Paco Malgesto, Carlos Lico, Emilio Azcárraga, Xavier López 'Chabelo'y Mauricio Garcés, a quienes llamaba sus "amigos personales".

Tras una ausencia en la televisión, Manuel Valdés tuvo participaciones especiales en la telenovela 'Siempre te amaré' (2000), que fue producida por Juan Osorio , para luego figurar en 'Entre el amor y el odio' (2002), de Salvador Mejía.

Su actividad teatral también empezó a ser notable; tuvo giras por México y visitado Estados Unidos con trabajos como: 'El Tenorio Cómico', 'Y dónde está el mago de Oz', 'La peregrinación de los Aztecas', entre otras.

La telenovela 'Amy, la niña de la mochila azul' (2004) lo llevó nuevamente a la pantalla chica, mientras que con sus colegas comediantes Alejandro Suárez y Héctor Lechuga hizo 'Ensalada de Rucos' con lo que tuvieron nuevamente actividad en los entarimados.

En el 2005 vivió un momento más que se sumó a sus momentos más emotivos, se encontró por primera vez con su hijo Cristian Castro. El cantante buscó el encuentro con su padre tras tener a su primera hija Simone, con la abogada argentina Valeria Liberman.

Cristian Castro, desde los 5 años, se enteró de quien era su papá tras ser señalado por compañeros en la escuela, aunque esto nunca limitó la admiración por su progenitor: “‘¡Ay, caray! ¿A poco el Loco Valdés’ es mi papá?’ Entonces dije, ‘Dios mío, no me hagan esto. ¿El Loco Valdés? Tan hippie, tan… increíble’”, recordó en una entrevista para una revista de espectáculos .

“Mi papá se enamoró tanto de mi madre y ellos lo cuentan como un momento muy feliz. Para mí era importante que mi hija tuviera un abuelo y conociera de donde viene, por eso quería tenerlo cerca”, dijo Castro en una entrevista para un programa en la televisión argentina .

Su histrionismo y peculiar voz le dieron lugar para hacer doblaje en la película ‘Buza, caperuza’ (2006), en la que su actuación le dio vida a un lobo feroz, como antes ya lo había hecho en teatro y cine.

La carrera de Manuel Valdés estuvo a flote gracias al teatro, por lo que en 2007 emprendió una importante gira con la puesta en escena ‘A oscuras me da risa’, la comedia en la que compartió marquesina con Alejandro Suárez, Sergio Basáñez y los hermanos Freddy y Germán Ortega.

Su trabajo en el doblaje siguió, por lo que también tuvo que prestar su voz a ‘Lorenzo Villavicencio’, personaje de la película mexicana animada ‘La leyenda de la Nahuala’, en la que bajo la dirección de Ricardo Arnaiz, dio vida a este personaje. El filme tuvo las colaboraciones de de otros actores muy conocidos como Germán Robles, Ofelia Medina, Jesús Ochoa, Martha Higareda, entre otros.

La televisión, que fue el espacio donde nació volvía por temporadas. En 2009 realizó una participación especial en ‘Atrévete a soñar’, y apareció en la serie ‘Hermanos y detectives’. Con otra comediante Maribel Fernández, "La Pelangocha", actuó en la obra ‘Un Romeo muy Julieta’, las risas siempre fueron la gran motivación del “loco”.

‘Rafaela’ (2011) fue una telenovela donde su papel como villano "Braulio", ahí estuvo junto a los primeros actores Diana Bracho y Rogelio Guerra, así como el protagónico de Scarlet Ortiz y Jorge Poza.

Siempre trabajando entre foros de grabación, teatros y estudios, en enero de 2012 cumplió 81 años de vida, en la obra ‘Peter Pan’ se le rindió un homenaje por su destacada trayectoria, representó al villano del cuento como el "Capitán Garfio".

‘El Tenorio Cómico’ también le ofreció un homenaje en 2013 durante su gira por Estados Unidos, ante un abarrotado teatro Gibson de los Estudios Universal en California. En esta celebración a Manuel Valdés participaron: Los Mascabrothers, Liliana Arriaga, "La Chupitos", Albertano, Luis Ernesto Cano y Armando Araiza, entre otros.

Su vida teatral tuvo un vuelco cuando hizo la obra “Aeroplanos” (2014) donde estuvo junto a Ignacio López Tarso , la presencia actoral de ambos fue muy notable y tuvieron una temporada muy exitosa, sin embargo, la salud de Manuel presentó una alerta, se le detectó cáncer de piel.

"Hace tiempo me salió un granito aquí (en la frente), no le hice caso, hasta le hice una canción. Me revisé, me fui con el dermatólogo y me dijo que tenía que hacerme una biopsia. Me puso inyecciones y se siente como si picara una avispa gigante. Tengo un tumor en la frente, tengo un tumor maligno en la frente pero yo soy muy valiente", comentó el actor al término de una presentación.

Como un comediante de larga data, notó el "boom" de la nueva comedia que se hace en México y esto le generó reacciones, siguió de cerca el stand-up y reconoció a los que hacen cosas que le gustan. “Los que se distinguen actualmente son Eugenio Derbez, Omar Chaparro, Adal Ramones, Adrián Uribe —que a él lo quiero mucho— he trabajado con él, empezó desde muy abajo”.

El trabajo que él desarrollo fue de forma orgánica y con su sello personal, por lo que el comediante reunió varios recursos para lograr su rutina. “Es muy diferente la manera en la que yo trabajaba a como ahora se hacen las cosas. Ahora los cabrones tienen hasta 37 escritores y yo era solo, yo improvisaba todo, por eso destaqué, media hora ahí sólo yo, había 10 o 15 minutos de comerciales, 20 minutos de sketches y lo demás yo solo, me columpiaba en la tramoya haciéndola de chango o me arrastraba como cocodrilo”, dijo a la prensa tapatía .

En junio de 2017 tuvo que ser intervenido para retirar el tumor maligno en la frente, por lo que tuvo que estar fuera de los circuitos teatrales durante un periodo importante. Según el propio 'Loco', su situación económica se complicó por adeudos con Secretaría de Hacienda. El actor recibió apoyos por parte de Televisa y la Asociación Nacional de Actores, aunque otros colegas y amigos le ofrecieron soporte para su tratamiento.

En junio de 2017, el actor tuvo su primera intervención para extraerle el tumor que se le detectó en la frente. Valdés relató a la prensa que estuvo consciente durante esta primera extirpación. A partir de ese momento Manuel estuvo bajo constante monitoreo médico y con el seguimiento de su hijo Alejandro “Pupi” Valdés .

Un año más tarde, en septiembre de 2018, volvió al hospital para tener una nueva operación por el cáncer de piel que enfrenta. Su hijo Alejandro confirmó que enfrentaba un melanoma y que tendría que volver a ser operado por este mal. La ausencia de Cristian Castro se hizo notar, aunque Verónica Castro estuvo presente en ese momento tan sensible para Manuel.

Su hijo Alejandro gestionó un homenaje que se llevó a cabo en diciembre de 2018, donde famosos celebraron la carrera como los hermanos Castro, Jorqe Muñiz, Luis de Alba, entre otros. La celebración tenía la finalidad de recaudar fondos para sobrellevar los gastos de su enfermedad. “Los homenajes me llenan de energía y este me da mucha ilusión a seguir”, comentó luego de terminar el emotivo evento.

La diva de la televisión mexicana, Verónica Castro, estuvo cercana al padre de su hijo Cristian y el mismo Valdés reconoció el apoyo que le brindó durante su lucha contra el cáncer.

Manuel enfrentó un golpe más de la vida, su hijo Alejandro Valdés, quien había acompañado muy de cerca a su padre, él falleció el 3 abril de 2019 al sufrir la complicación de una hemorroide que derivó en un sangrando interno.

Manuel “El Loco” Valdés llegó a los 89 años sin ningún hermano vivo y viudo desde marzo de 2018, en una precaria situación financiera. Su mayor ilusión era recuperar su salud para volver al escenario del que nunca se apartó y se entregó por tantos años.