Alejandra Guzmán pide lucidez a Frida Sofía y afirma: “Son gritos de auxilio”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante detalló a Gustavo Adolfo Infante que tras los ataques de su primogénita, ella la buscó sin obtener alguna respuesta

En los últimos días, Alejandra Guzmán y Frida Sofía se han enfrentado en una guerra de dimes y diretes en redes sociales y en distintos medios de comunicación, donde la joven acusó a su madre de dejarla sola y traicionarla con su exnovio Christian Estrada. Aunque la cantante se defendió negando la mayoría de las cosas, ahora reveló que todas las reacciones de su primogénita son gritos de auxilio.

“Ojalá algún día tenga lucidez, tenga esperanza y pueda llamar, agarrar el teléfono y decir: ‘Hola mamá’ y hablar las cosas, porque hablando se entiende la gente, viéndose a los ojos, pidiéndose una disculpa y vámonos para adelante (…) Yo creo que son gritos de auxilio”, dijo en entrevista con Gustavo Adolfo Infante en De Primera Mano.

La intérprete de ‘Eternamente Bella’ dejó ver que tiene esperanza que pronto se pueda dar una reconciliación con su hija e incluso aseguró que ya dio el primer paso y trató de contactarla por teléfono, pero que solo obtuvo una negativa más, por lo que desconoce hasta qué punto llegará este distanciamiento.

“Ya hablé con mi papá, me dijo que le llamara y que hiciéramos una tregua. Le marqué, no me contestó y me tiene bloqueada. Entonces tú dime cómo le hago”, indicó.

Aunque es un pleito que se ha hecho público, Alejandra Guzmán señala que no es raro que haya diferencias en las familias, pero que el punto es tratarlas en privado y siempre con la idea de solucionar las cosas, hecho que no ha logrado entablar con su hija.

“Yo creo que todas las familias hemos tenido problemas familiares, el rollo es que no te metes a las redes a hablar de tu mamá o de tus cosas. Cada quién lava la ropa dónde quiera (…) No voy a alimentar cuando veo que todas las personas lo que quieren es vender una nota y no hablar de la verdad. No hablar de la enfermedad, de las terapias que hacen falta, de los seguros que yo pago que no se usan, que ya me hablaron: ‘señora no se pueden dar esas pastillas si no es con terapia, pues díganselo a la señorita’. Lo digo abiertamente, yo no tengo nada que esconder, pero también tengo que ser un poco congruente, ser la madre y quedarme en mi lugar”, expresó.

Aceptó que nunca fue una mamá estricta y que no le puso límites a Frida Sofía, hecho que afirma fue un error así como el poco tiempo que pudo pasar a su lado, porque tenía que salir a trabajar para solventar todos los gastos ya que era madre y padre al mismo tiempo.