Ana Brenda impacta al hablar de la fuerte depresión que sufrió: ‘Temí por mi vida’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz destacó qué situaciones desataron tanto la depresión como sus ataques de ansiedad

Ana Brenda es una de las protagonistas de telenovelas más queridas de la televisión y además de su belleza física, se caracteriza por tener siempre una sonrisa. Ahora, como pocas veces, la actriz mostró su lado más vulnerable y habló de la fuerte depresión que vivió en los últimos años.

En su canal de YouTube, la estrella de televisión destacó cómo empezó a desarrollar tanto esa depresión como los ataques de ansiedad, los cuales logró superar con atención médica.

Yo lidiaba con todas estas cosas y me pasaban todas estas cosas, no me daba cuenta, estaba joven, no sabía cómo lidiar con ello. A veces lloraba, explotaba, pasaba tiempo y lloraba por una tontería… Yo viví varias cosas pegadas, viví procesos que se volvieron muy públicos, desde la cancelación de una boda… Yo ya había empezado a desarrollar nerviosismo y ataques de ansiedad desde el terremoto en la Ciudad de México… Ahí empecé a desarrollar este sentimiento de 'me voy a morir', una carga en el pecho. No se me quitaba hasta que lloraba a todo pulmón”, comentó.

Sin embargo, para Ana Brenda uno de los momentos más fuertes fue cuando su papá murió y ella no pudo despedirse de él, hecho que le afectó muchísimo.

“Un mal día, el peor día de todos, te hablan y te dicen: ‘Vente porque tu papá está muy enfermo’. Yo siempre he sido un poquito muy brujita para las cosas. Cuando me fui de aquí yo sentía que no iba a poder despedirme de ciertas personas. Me pasó con mi abuelita, con mi abuelito y me terminó pasando con mi papá porque pasó de una manera muy inesperada. Todo tu mundo se derrumba. Quienes han vivido la pérdida de un padre o de una madre saben que es de las cosas más difíciles que le pueden pasar a alguien. Yo sentí que me habían matado a mi niña interior… Estás sola, claro que estaba triste y claro que lloraba todos los días, me atrevo a decir que sigo llorando todos los días”, destacó.

Ante estas pérdidas y difíciles momentos, la actriz siguió mostrando su personalidad fuerte, sin darse el tiempo de vivir su duelo en familia, por lo que comenzó a trabajar sin descanso alguno, hecho que desencadenó ataques de pánico.

“Yo me fui a trabajar y no analicé que tenía que pasar un duelo y un proceso, me entraba esta sensación de ‘me voy a morir’, ‘no sé qué sigue’, ‘no sé cómo voy a salir de esta’. Empecé a tener esos ataques de pánico y ansiedad, donde básicamente sientes que te vas a morir, que te falta el aire. Dicen que las tres peores cosas que puedes vivir en la vida o que son más fuertes para un ser humano, son: la terminación de una relación, que se te muera un familiar y una mudanza, yo viví las tres en poquito tiempo y no sabía cómo lidiar con ellas”, precisó.

Pero Ana Brenda no solo lidió con problemas emocionales, también físicos y en conjunto con su depresión y ansiedad le hicieron temer por su vida, hecho que la llevaron al médico y por fin pedir ayuda.

“Empecé a desarrollar síndrome del intestino irritable, a raíz del estrés… Los dolores son espantosos, sientes que se te va a salir el apéndice o algo… Llegó un momento que temí por mi vida, temí por mi seguridad. Vine a México, pedí ayuda, fui con un doctor, con un psiquiatra… Me empezaron a dar medicamento, nunca fui fan del medicamento, sigue sin gustarme. Tenía que tomar tres meses de medicación, en los que no podía manejar, no podía estar en situaciones de riesgo o estrés para poder estar bien. Lo tomé ese tiempo, me ayudó, estuve mejor”, indicó.

Actualmente, Ana Brenda afirma que la meditación, el ejercicio y el llevar una rutina le han ayudado a superar esta condición.

Empecé a hacer meditación, me salvó la vida. Me hizo mucho mejor que el medicamento, me hizo estar en paz, con eso duermo… Hay que tratarnos, hay que hablarlo, no eres el único, no estás solo. Platícalo y busca ayuda profesional”, comentó.