Eduardo Santamarina habla como pocas veces de Mayrín Villanueva tras declaraciones de Itatí Cantoral

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor destapó si es verdad que desea prontamente convertirse en abuelo

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Hace unos días, Itatí Cantoral destapó varios secretos de su matrimonio con Eduardo Santamarina , como que no fue el único infiel y que cuando él tenía una relación con Susana González, ella salía con Gabriel Porras. Tras la polémica entrevista, el galán de telenovelas habló como pocas veces de su relación con Mayrín Villanueva y de la hermosa familia que formaron desde 2009.

En entrevista con Despierta América, el actor detalló que está feliz, pleno y sobre todo muy orgulloso de ver todo lo que han logrado juntos como pareja al lado de sus cinco hijos.

“Me siento muy orgulloso de lo que he logrado, el mérito no nada más es mío, el mérito es en conjunto de mi esposa y de mis hijos. Es un trabajo que hay que hacer día a día, no dar por sentado o por hecho las cosas”, destacó.

Eduardo Santamarina indicó que además de su faceta de esposo, como padre se considera tanto estricto como consentidor, destapando lo que trata de inculcarle a sus hijos.

No soy tan barco, pero tampoco soy tan estricto, me gustan las reglas. Yo creo que las reglas para eso son y tienen un por qué, las reglas te dan un orden, son como una brújula, te dan el orden y los valores es lo que más o menos trato de inculcar”, precisó.

Aunque disfruta mucho la paternidad, el actor de ‘La Desalmada’ indicó que acepta las equivocaciones que ha tenido con sus hijos. “Sí muchos errores, me los reservo, pero claro que he tenido errores con mis hijos y no importa los errores que uno como padre tenga, lo importante es saber pedir perdón”, expresó.

Sin embargo, la sorpresa llegó cuando Eduardo Santamarina reveló por primera vez que le encantaría, prontamente, convertirse en abuelo y no perderse esa faceta de sus gemelos, Eduardo y Roberto, fruto de su relación con Itatí Cantoral.

“Me encantaría y ojalá Dios me preste vida, me encantaría no perderme esa etapa de mis nietos, de mis hijos. Ya ver una extensión mía en mis hijos y de ellos en mi nieto, sería el hombre más feliz del mundo. Sería de la idea de que para educarlos están los padres, para consentirlos los abuelos. Yo sería muy consentidor”, sentenció.