Eduardo Yáñez habla como nunca de su hijo y pese a su amor, afirma: ‘No lo quiero a mi lado’

El actor abrió su corazón y destapó el gran error que cometió con su primogénito
Por: Valeria Contreras N.
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Eduardo Yáñez es uno de los galanes de telenovelas más exitosos de la televisión y durante 40 años de trayectoria no solo ha trabajado en México, sino también en Estados Unidos; sin embargo, pocas veces el actor habla de su vida privada, pero ahora dejó con la boca abierta al sincerarse sobre su faceta de papá y la relación que tiene con su hijo Eduardo.

En entrevista con Yordi Rosado, el protagonista de melodramas detalló que su paternidad siempre fue difícil, ya que la mamá de su primogénito le impedía verlo e incluso recordó uno de los reencuentros más emotivos que vivieron en un programa de televisión.

“Siempre (estuve apoyándolo), en ningún momento dejé de apoyarlo, materialmente hablando; no tenía un padre con el cual pudiera aconsejarse, porque nos tenían casi prohibido hablar, no nos daban chance de platicar, las llamadas telefónicas eran trucos o las visitas no llegaban, hasta que me cansé y me enojé. Le dije ‘si tú sí quieres que mi hijo no tenga papá, no lo va a tener’, me desaparecí. En un programa, Cristina Saralegui me lo lleva a su programa, muy linda vio cómo le consiguió papeles al niño y me lo apareció. De pronto lo vi y ya estaba enorme, ya tendría 8 años, me puse a llorar, bien ridículo. Lo abracé, no lo había visto en varios años, le pedí a su mamá que no permitiera que lo dejara de ver tanto tiempo. Él me abrazó, pero se sentía incómodo”, sentenció conmovido.

Enhancement
Agencia México
Eduardo Yáñez habla como nunca de su hijo y pese a su amor, afirma: ‘No lo quiero a mi lado’

Eduardo Yáñez destacó que fue años después que ya tuvo la fortuna de poder vivir con su hijo, cuando éste ya era todo un adolescente y pese a que era una etapa complicada, afirma que trató de darle todo lo necesario.

“Él llegó a mí como a los 14 o 15 años. En una etapa ya muy difícil (la adolescencia) para los dos, porque estaba acostumbrado a vivir solo en Los Ángeles. Yo quise convertirme en todo para mi hijo, la oportunidad llegó más tarde y fue cuando se fue a vivir conmigo. Ahí es donde no sabes cómo ser padre, mi formación era ‘que no le falte nada que a mí me faltó’, ‘que nadie lo toque, que nadie lo moleste’, ‘que no tenga ni un poco de necesidad’”, sentenció.

Sin embargo, el actor reconoce que esa necesidad de cumplir todos los caprichos materiales, lo llevaron a cometer un grave error, hecho que provocó un gran distanciamiento entre ellos, el cual aseguró no tiene solución.

“Quise darle todo y la regué, porque el chamaco se convirtió en un junior y escogió un camino que ahora nos tiene separados, así se va a quedar. Yo ya no voy a cambiar mi forma de pensar, intenté lo mejor de mí, es mucho en cantidad, pero poco en sabiduría y si no fue suficiente pues así es como estamos y así nos vamos a quedar. Que no haya duda alguna que yo amo a mi hijo, lo amo profundamente, me dio años maravillosos, me hizo padre, más que padre me hizo amigo, fuimos grandes amigos y cómplices, lo amo y lo adoro (pero) no lo quiero a mi lado”, destacó Eduardo Yáñez.

Eduardo Yáñez destapa por primera vez el fuerte alcoholismo que vivió: ‘Desperté intoxicadísimo’