Eduardo Yáñez impacta al destapar que intentó quitarse la vida: ‘Terminé baleando las ventanas’

El actor hizo la fuerte confesión a Yordi Rosado, a quien también le habló del alcoholismo que sufrió
Por: Valeria Contreras N.
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Eduardo Yáñez abrió su corazón y como nunca antes concedió una entrevista a Yordi Rosado, en la que por primera vez el actor hizo fuertes confesiones sobre su problema de alcoholismo e incluso impactó al recordar el día que intentó quitarse la vida tras sufrir una fuerte depresión.

El protagonista de telenovelas indicó que llegó a pensar en el suicidio y que al intentarlo no pudo hacerlo, destapando cuál fue su reacción ante la impotencia que sintió.

Lo intenté una vez con una (pistola calibre) 45 que era de mi padrastro. Yo estaba en mi departamento de Polanco y terminé baleando las ventanas porque la verdad le saqué. Ya estaba ahí, en el momento, y le saqué. Me dio rabia y me desquité con las ventanas”, expresó.

Eduardo Yáñez enfatizó que jamás olvidará ese momento, pero que sabe que fue demasiado valiente por aferrarse a la vida y afrontar las situaciones pese al gran peso que tenía.

“Sí (me llegué a poner la pistola en la cabeza), nunca lo voy a olvidar. Hay cosas en tu vida que te marcan. Ahora pienso que fui valiente, en ese momento estaba frustrado, me sentí cobarde porque una de las cosas que también aprendes cuando estás chavo es qué tan valiente eres y en ese momento yo me sentí cobarde, no pude concretarlo, pero a través de los años dije: ‘Qué valiente quererme enfrentar a todo’”, precisó.

Eduardo Yáñez destapa por primera vez el fuerte alcoholismo que vivió: ‘Desperté intoxicadísimo’

Además de destapar el doloroso momento que vivió hace años, el actor habló como nunca antes del alcoholismo que enfrentó y cómo fue evolucionando.

Yo fui un alcohólico terrible y ahora no tomo y me siento muy bien… Empiezan los problemas del amor, la soledad, todas esas búsquedas, todas esas incógnitas de por qué no tuve una familia, de que mi papá... Y te haces el mártir y a chupar porque el chupe te transforma y te hace sentir a otro nivel y entonces ya lo empiezas a agarrar diario… Desde que te levantes, en la noche ya cambias el trago, por cinco años estuve así”, sentenció.

Pese a lo complicado que fue, Eduardo Yáñez expresó que tocó fondo y que en ese momento decidió dejar el alcohol, afirmando que Lucía Méndez fue de gran ayuda.

“Al otro día desperté intoxicadísimo, llenó de granos, las venas reventadas y dije ‘esto es lo que no quiero’, ahí lo dejé… Lucía Méndez me ayudó muchísimo y mi segundo matrimonio que también tuvo mucho que ver con esto”, comentó.