Eduardo Yáñez habla como nunca antes de lo dura que fue su infancia

El actor relató cómo fue vivir en Lecumberri y comenzar a trabajar desde muy joven
Por: Elizabeth González
Lead
Agencia México
Eduardo Yáñez habla como nunca antes de lo dura que fue su infancia
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Eduardo Yáñez abrió su corazón y como nunca antes, habló de lo dura que fue su infancia, pues los primeros años de su vida los pasó en la cárcel de Lecumberri, lugar del que su madre era celadora.

“Me crié entre la cárcel y la calle Pensador Mexicano”, contó a Gustavo Adolfo Infante en el programa ‘El minuto que cambio mi destino’. “Para arriba y para abajo todo el tiempo, era la única cárcel mixta en México”, agregó.

El actor de ‘Corazón Guerrero’ y 'Amores Verdaderos' recordó que desde muy pequeño se vio obligado a trabajar vendiendo gelatinas y luego, lustrando zapatos, debido a que tenía que ayudar a su mamá.

“La mayoría de los artistas venimos de extracción humilde, del barrio. A todos nos ha tocado trabajar desde chavitos. A mí me tocó vender gelatinas, vender paletas, bolear zapatos, y luego acompañar a mi mamá cuando le tocaban esos turnos impresionantes de 48 horas de trabajo por 8 (horas de descanso), entonces dormía yo con ella en Lecumberri”, relató.

Aunque son vagos los recuerdos que tiene de esa etapa de su vida, Eduardo Yáñez finalizó su relato contando que le tocó ‘el mundo bonito’ de Lecumberri, pues llegó a convivir con algunos reos, quienes siempre lo trataron bien e incluso, destapó, hasta llegaron a darle algunos consejos.

“A mi edad, todo mundo me quería cargar, jugaba conmigo. Me daban buenas lecciones de vida, me platicaban sus vidas y lo que debía o no hacer. Fui aprendiendo mucho de la vida y a defenderme ante ella”, sentenció.

Esta no es la primera vez que el intérprete de 61 años abre su corazón y cuenta detalles de su vida, pues en 2019, en una de las emisiones de ‘Netas Divinas’ sorprendió, también, al hablar de su lucha contra el alcohol, adicción que lo llevó a tomar loción para afeitar, tema del que también habló, con el corazón abierto, con el periodista de espectáculos.