Enrique Guzmán se sincera y dice: “Quiero mucho a la vida y a la muerte le tengo mucho miedo”

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante reconoció que ya tiene todo arreglado para cuando tenga que partir

Enrique Guzmán está consciente que uno de los procesos de la vida es la muerte, razón por la que tiene todo listo para cuando ese día llegue, sin embargo, al recordar que muchos de sus amigos ya murieron, no pudo evitar reconocer uno de sus mayores miedos: morir.

Quiero mucho a la vida y a la muerte le tengo algo de miedo, mucho miedo. Sin embargo, me deja trabajar, me deja que nazca mi nieto, que los tenga (a los medios) presentes aquí. La vida es muy noble conmigo y para mí eso ha sido muy importante”, expresó el cantante durante una conferencia de prensa.

Ante la pregunta de cómo está en cuestiones de salud, en intérprete, de 76 años, indicó que “excelente”, pese a las operaciones del pasado, como la del corazón abierto.

“Me salvé de muchas cosas. Me han operado a corazón abierto unas dos veces y me falta un riñón por cuestión de cálculos. Esos son los tropezones que he dado en la vida, pero Dios o alguien en su lugar que hace su labor perfectamente, me conoce y me dice: ‘Todavía no te puedes ir’", aseguró.

Asimismo, indicó que por ahora no piensa en retirarse de los escenarios y mucho menos ahora que está por lanzar su disco ‘Se habla español’.

El escenario me sana muchas cosas. Me quita dolores de cabeza, me quita el sueño. Me paro sobre del y me siento a gusto, la gente está a gusto conmigo, es un matrimonio muy padre. Yo creo que debo morirme en un escenario, bueno, cerca de alguno”, indicó.

Finalmente, destapó que su testamento ya está definido, así como sus herederos, y aunque cree que pudieran surgir algunos inconvenientes tras su partida, espera que su nombre y legado sea reconocido.

“A Juan Gabriel, quien era un hombre tan metódico, que tenía todo preparado, cada día le salen cosas. Yo no sabía que cogía tanto ese cabrón (…) Según yo, no era tan activo sexualmente y ahora le salen hijos como cucarachas”, dijo entre risas.

“Por más que te prepares, alguien saldrá a decir: ‘a mí también me toca un cachito’. Mientras tanto, lo que tengo ahorita, ya está repartido y en ustedes (la prensa) quedará mi prestigio. Seguramente habrá broncas, pero que se arreglen entre ellos, yo qué sé. Los voy a ver desde arriba y que hagan lo que quieran, a mí me vale. Yo habré entrado a donde tenía que entrar y ya no tendré problemas”.

Durante su encuentro con los medios, el intérprete venezolano también habló de su relación con Frida Sofía, de quien dijo, le había retirado su apoyo.

“Lo más terrible es que, o hago lo que ella dice, o se enoja conmigo. Entonces, con permiso, yo la dejo, que haga lo que quiera (…). Frida quiere independizarse de la familia, le estorba. Ella quiere triunfar y ojalá lo logre. La parte de educación, respeto y cariño a sus parientes, la dejó a un lado, ella no quiere a su familia y es muy difícil que yo le diga a mi nieta: ‘quiéreme’, si ella no quiere hacerlo. Ojalá triunfe”, sentenció.

Enrique Guzmán se presentará el próximo 10 de octubre en el Auditorio Nacional para presentar su nuevo disco ‘Se habla español’.