Ver video

Siguiendo los pasos de Ana Brenda Contreras, Erika Zaba se tiñe el cabello en casa

facebook

twitter

whatsapp

Email

A través de su canal de Youtube, la cantante de OV7 documentó todo el proceso de su nuevo look

Debido a la contingencia sanitaria por el Covid-19, muchas personas continúan en confinamiento voluntario en sus hogares, tal es el caso de Erika Zaba, quien siguió los pasos de Ana Brenda Contreras y decidió pintarse el cabello en su hogar.

La cantante de OV7 documento todo el proceso en su canal de Youtube, cuyo clip fue publicado el pasado 28 de mayo, revelando que había tomado esa decisión después de leer algunos comentarios de sus seguidores que señalaban que ya debía teñirse el cabello porque estaba perdiendo color.

“Nunca me lo he hecho yo sola, pero he visto muchos tutoriales y no parece tan complicado, a la mayoría le han quedado muy bien, así que hoy me voy a animar a pintarme el pelo por primera vez yo sola”, precisó.

Tras mostrar que no había retocado su raíz en cuatro meses, Erika compartió que en un inicio había elegido un balayage, que es una técnica de coloración francesa en la que crea un cabello ligeramente aclarado que luce con un aspecto natural con tonos más claros en las puntas, pero como no ha asistido a un salón de belleza para retocarlo ha perdido su esencia.

“La intención de hoy es que esta raíz tome un tono un poco más claro y que se quite este tono naranja, que se vaya a un tono más beige”, precisó la cantante.

Teniendo en mente el resultado que quería, Erika comenzó a dar algunos tips para aquellos que deseen hacer lo mismo en casa, destacando que el cabello debe estar algunos días sin lavar, usar un protector en la cara para evitar que el tinte lastime la piel y posteriormente eligió el color de su tinte, haciendo toda la preparación para comenzar a aplicarlo.

Mostrando cada paso de su proceso, Erika terminó de teñirse todo el cabello y presentó el resultado final. “Creo que quedó bastante bien, me gusta, (...) ¿Cómo lo ven? A mí me gusta, me quedó brillosito, no se me siente tan maltratado; la raíz, vean, ya no está nada oscura y quedó un poco más cenizo.

“Estoy feliz con el resultado, no es tan güero como suelo traerlo, ni como probablemente lo hubiera pedido si hubiera ido a un salón. (Salió) Muy barato, la verdad es que es una gran opción para hacerlo en casa. Logré mi objetivo, ya no se ve la marca entre la raíz y las puntas; estoy muy contenta, gracias a ustedes que me apoyaron”, finalizó.

Días después, Erika realizó una sesión de fotos junto a su hijo Emiliano, quien cumplió sus primeros 7 meses de vida. “En este mes sus logros fueron muchos, le empecé a dar de comer papillas, le empezaron a salir sus dientes, ya se sostiene solito sentado, se ríe a carcajadas, empieza a moverse con la música. Aunque también obviamente tuvimos retrocesos, ya no duerme la noche seguido, no quiere tomar agua y se estriñó con los alimentos”, añadió.