"Me critican por mis curvas, a veces es muy feo": hija de Jenni Rivera habla sobre los comentarios a su cuerpo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Jenicka afirmó que sus curvas las heredó de su madre, hecho que la hace sentir orgullosa

En los últimos meses, las hijas mayores de Jenni Rivera han llamado la atención por su drástica transformación, pero ahora impactó el fuerte mensaje que mandó Jenicka, quien afirmó que pese a las críticas que recibe por su cuerpo, ella está contenta.

“Me critican por mis curvas y por lo que me pongo de ropa, y me pone nerviosa porque a veces me critican mucho y muy feo”, expresó la joven de 21 años en entrevista con People en Español.

Pese a las agresiones que recibe en redes sociales y algunos medios de comunicación, la hija de la ‘Diva de la banda’ indicó que esa clase de mensajes solo la hacen querer salir adelante y mostrar lo orgullosa que está de la persona que es y de su figura, la cual heredó de su famosa madre.

“Pero eso me motiva. Mi mamá tenía unas curvas súper sexy y las apreciaba mucho. Ella me dio este cuerpo y es un homenaje a ella porque me parezco a ella y en cada cosa que hago la tengo en mente”, afirmó.

Jenicka está tan orgullosa de sus curvas, que incluso decidió dejar sus estudios para maestra para dedicarse al modelare plus size y a los tutoriales de belleza. Indicó que buscó su camino y lo que más le gustaba pues antes de morir Jenni Rivera siempre le dejo que siguiera sus sueños.

“Siempre me dijo que siguiera mis sueños y que lo hiciera bien, y creo que lo estoy haciendo. Cuando subo una foto en las redes sociales me gusta verme bien, hacerlo bien, para que otras muchachas vean que se puede, que no tengan pena. Nadie va a quererme más que yo y todas tienen que hacer y pensar en eso”, detalló.

El mensaje de Jenicka coincide con el que su hermana Chiquis dio hace unos años, luego de recibir cientos de críticas por lucir sobrepeso y en el que destacó que todo radica en el amor propio que las personas se tengan.

“Lo importante es sentirse a gusto y segura en tu propia piel. Mi madre era guapísima y se sentía orgullosa de ello, y eso es algo que siempre admiré en ella. Obviamente, quiero perder peso, me esfuerzo mucho para hacer ejercicio y comer sano. Pero me encanta la comida, tengo que aceptarlo y decir: 'Esta soy yo y hay un hombre ahí fuera que me va a querer tal y como soy, ¡ya perderemos peso juntos!'. Mi madre siempre decía que te tienes que querer a ti misma. Ella siempre se sintió muy sexy”, declaró a la revista Latina en 2016.