Jacky Bracamontes destapa qué partes de su cuerpo no le gustan: “así soy ¿y?”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora destacó que ha aprendido a amarse tal y como es

La belleza que Jacky Bracamontes posee es motivo de admiración y motivación de muchas mujeres, quienes nunca imaginarían que la estrella de televisión tiene un par de zonas en el cuerpo que no le gustan.

Y es que, aunque la conductora de Netas Divinas, aseguró que ha aprendo a amarlas pues son parte de su esencia, no dejó de sacarlas a la luz durante la transmisión en vivo que hizo en redes sociales con la asesora de imagen, Mar Beristain.

En la grabación, la actriz de telenovelas como 'Sortilegio' y 'Las tontas no van al cielo' confesó que la apariencia de sus manos y el tamaño de sus caderas no son sus aspectos favoritos.

"Todos nos sentimos inseguros por algo, hay cosas que no te gustan, pero hay que quererse como es cada una. A mí, por ejemplo, mis manos no me gustan, siento que tengo manos de viejita, pero así me hizo mi mamá y mi papá y Diosito y ni modo, así son mis manos. Siento que soy un alma vieja porque tengo manos de viejita", apuntó.

La esposa de Martín Fuentes hizo especial énfasis en que siempre hay una forma para sacar provecho de aquellos ‘detalles’ con los que uno no se siente cómodo, pero ante todo priorizar el amor propio.

"Mi familia es súper caderona y yo no salí a mi mamá y a mí hermana que son flaquititas, yo sí tengo mi cadera, pues ni modo, te aprendes a poner ropa que te acomode y que te haga ver mejor, pues así soy ¿y? hay que explotarlo y quererse. Se puede hacer algo, hay que echarle ganas y si no, hay que aprender a quererse como uno es".

La mamá de mini Jacky, Caro, Renata, Paula y Emilia habló también de cómo se las ingenia para no descuidarse mientras atiende a cinco hijas, un esposo, asuntos del hogar y trabajo, destacando que ha aprendido a aprovechar cada segundo del día para continuar con sus rutinas de belleza.

Detalló también que no hay receta secreta detrás de la espectacular figura que presume, más que una alimentación saludable: "Soy bien antojadiza, pero trato de equilibrarme. Soy cero de pechuga, lechuga, cero de vivir a dieta, pero trato de equilibrar".

En cuestión de ejercicio, la actriz se dijo fiel seguidora del barre, disciplina que combina ejercicios de ballet, yoga y pilates, que le ha resultado una excelente opción durante este tiempo de confinamiento.

“Para nosotras las mujeres y ahora en temas de pandemia nos ha ayudado mucho porque lo podemos hacer desde casa y en el momento que puedas, esas clases online. Confieso que no me gustan los gimnasios, sufro con los gimnasios".