El día que Jenni Rivera habló de lo difícil que fue ser mamá a los 15 años: “Fue una gran decepción para mi madre”

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

En aquella ocasión, la cantante relató lo que sufrió su familia y aceptó que su martirio comenzó cuando se fue a vivir con José Trinidad

A casi siete años de la trágica muerte de Jenni Rivera, resurgió un video en el que la cantante habló de lo difícil que fue para ella ser madre con tan solo 15 años, y es que uno de los aspectos que más afectaron a la ‘Diva de la Banda’ fue el impacto que tuvo en sus padres.

En el programa ‘De Primera Mano’ mostraron extractos de una entrevista en la que la intérprete de ‘Basta Ya’ precisó que antes del nacimiento de su hija Chiquis siempre estuvo muy consentida por su papá y sus hermanos, a tal punto que le decían que era la reina de la casa.

“Fui una niña muy querida, muy amada, muy apapachada. Fui la primera mujer de la familia, tenía ya dos hermanos y luego nacieron dos. Entonces entre los cuatro hermanos, era solamente yo la niña, entonces fui la reina de la casa decía mi papá. Fui la reina de Long Beach todavía me dice y ahora me dice eres la reina”, detalló.

Todo cambió cuando quedó embarazada fruto de su relación con José Trinidad Marín, con quien fue pareja de 1984 a 1992.

“Cuando yo salí embarazada, yo era una niña de excelentes calificaciones, yo era una niña de casa, que lavaba y planchaba la ropa de todos mis hermanos, la que le enseñaban a cocinar, era una señorita de casa. Entonces salgo con esto y fue una gran decepción para mi madre y una gran tristeza para mi papá. En ese momento mi mamá dice: ‘tenemos que enfrentarlo, él te tiene que cumplir y tú tienes que salir adelante’. Fue de ahí que dije que me tengo que ir con él”, expresó.

Pese al duro golpe que significó, sus papás la apoyaron en todo momento, pero Jenni Rivera aceptó que su calvario comenzó en el momento en que decidió irse a vivir con José Trinidad, quien años más tarde abusó sexualmente de su cuñada Rosie y de sus propias hijas, Chiquis y Jacqie.

“A casa de él, él vivía con su hermana, con su familia y pues allá fui a meterme a vivir. Allá empezó mi martirio”, declaró.

En 1984 con tan solo 15 años, Jenni Rivera se embarazó de su novio José Trinidad Marín Quintero. En junio de 1985 nació su primogénita Janney Marín, mejor conocida como Chiquis. Cuatro años más tarde dio a luz a su hija Jacqueline y un año antes de separarse de él, procrearon a Trinidad Ángelo.

Y es que en 1992, la cantante se enteró que su esposo violó por muchos años tanto a sus hijas como a su hermana menor Rosie. Tras el impacto, la artista levantó una demanda en contra de su expareja, pero estuvo prófugo nueve años y en abril de 2006 por fin fue capturado.