Raúl Araiza habla de la mala experiencia que tuvo al ponerse bótox: “me quedó el ojo en la nuca’

facebook

twitter

whatsapp

Email

El conductor destacó que usó dos veces el tratamiento estético y los resultados no fueron los esperados

Luego de que aclaró en el programa Hoy que aprovechó la cirugía de hernia que le practicaron para realizarse una lipoescultura en el pecho, Raúl Araiza destapó que en un par de ocasiones se puso bótox y que no fue la mejor experiencia de su vida.

En entrevista con De primera mano, el famoso presentador de televisión bromeó sobre el inesperado resultado que tuvo luego de echar mano de uno de los tratamientos estéticos más populares.

“A mí no me cae bien el bótox, me lo puse dos veces y me quedó el ojo como en la nuca, jamás me lo volví a hacer”, confeso ‘El Negro’ Araiza.

Además, aclaró que nunca ha tenido empacho en hablar de los arreglos físicos a los que se ha sometido pues al ser una figura que día a día está expuesto al ojo público los cambios se notan de inmediato.

"Cualquier cosa que uno se hace se ve a cuadro y más los que estamos a cuadro todos los días, yo nunca he negado lo que me vaya hacer. Tengo mis arrugas y mis canas y me gustan o sea yo entiendo mi edad, el día que me haga algo se va a notar”, destacó.

Sobre la intervención a la que se sometió para remover una hernia umbilical, Araiza detalló que se trató de una condición que tenía desde hace tiempo pero que dejó pasar porque no presentó molestias hasta hace poco.

"Era una cuestión que ya tenía de tiempo, luego uno va dejando cosas por el trabajo y no lo haces hasta que te duele, yo tenía una hernia en el ombligo, que se notaba bastante, pero no me daba lata y me la deje un tiempo entonces en un esfuerzo se me votó más y me empezó a doler”, contó.

El también presentador de ‘Miembros al aire’ dijo que luego de las advertencias que recibió del médico tomó la decisión de tratarse, por lo que ahora se mantiene fajado y bajo tratamiento, pero en perfecto estado.