Sharon Fonseca habla de la operación de su hija tras revelar que nació con el paladar hendido

facebook

twitter

whatsapp

Email

La novia de Gianluca Vacchi respondió los cuestionamientos de sus seguidores sobre la cirugía que necesita Blu Jerusalema

A tan solo unas horas de presumir vientre plano en sus redes sociales, Sharon Fonseca sorprendió a sus millones de seguidores al sincerarse sobre la operación que necesita su hija Blu Jerusalema, quien nació con el paladar hendido.

Fue a través de sus historias de Instagram que la modelo venezolana respondió a los cuestionamientos de sus seguidores, quienes se mostraron preocupados por la salud de la bebé, quien tiene solamente dos meses de edad.

“¿Es verdad que tuvieron que hacerle una cirugía a Blu?”, preguntó uno de los internautas en la dinámica que lanzó la novia del excéntrico millonario. “Falso. Tenemos que hacerle una pequeña cirugía pero hasta que tenga unos meses más”, anotó la joven de 25 años.

Aunque Sharon no hizo más comentarios al respecto, su respuesta coincidió con las declaraciones que Gianluca Vacchi realizó en su perfil de Instagram el pasado 23 de diciembre, fecha en la que explicó que esperarían a que la bebé fuera más grande para someterla a su primera cirugía.

“Tenemos la bendición de contar con un gran equipo médico para nuestra pequeña, y que a su debido tiempo, podrán operarla y así ayudarla a llevar una vida completamente normal”, señaló.

Esta declaración se suma a las que la pareja realizó a la revista ¡HOLA! USA, en la que precisaron cómo sería la operación a la que someterían a Blu cuando estuviera más grande.

“La operación consiste en abrir el paladar y suturar los músculos que no se cerraron de manera natural en el embarazo (…) Es una cirugía que conlleva anestesia y Blu tiene pocos meses del vida (…) Una vez corregido el problema, la niña podrá llevar una vida normal”, precisaron.

Sharon Fonseca y Gianluca Vacchi se convirtieron en padres el pasado 27 de octubre de 2020, pero fue hasta el 23 de diciembre que la pareja mostró por primera vez el rostro de la bebé, dejando al descubierto que la pequeña había nacido con el paladar hendido, es decir, sin cerrar.

De acuerdo con Mayo Clinic, la hendidura del paladar se presenta cuando las estructuras faciales del bebé no se cierran por completo durante la etapa de gestación, por lo que una cirugía es la recomendación para restaurar el funcionamiento del paladar y obtener una apariencia normal, con una cantidad mínima de cicatrices. Tanto la hendidura como el labio leporino son defectos congénitos frecuentes, sin embargo, también pueden asociarse con síndromes o trastornos genéticos hereditarios.