El maíz blanco y el amarillo están contaminados

iStock

¡Adiós a los viernes de garnachas! UNAM revela que podrían provocar cáncer

facebook

twitter

whatsapp

Email

El maíz con el que están hechas podría estar contaminado

No podemos negar que los antojitos mexicanos son uno de nuestros platillos favoritos, los cuales aprovechamos comer cada que tenemos oportunidad. Sin embargo, a partir de ahora puede que dejes de hacerlo, pues la UNAM reveló que podrían provocar cáncer.

De acuerdo con los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, el peligro se encuentra en las aflatoxinas, sustancias cancerígenas comunes que se encuentran en el maíz, arroz, cacahuate, nueces, pistaches, chile, pollo, huevo, leche, embutidos y cerveza.

Según la investigadora de la UNAM, Magda Moreno Carvajal, entre el 95% del maíz blanco y el 60% del amarillo en México están contaminados con aflatoxinas.

¿Qué son las aflatoxinas?

Son sustancias que pertenecen a la familia de las micotoxinas, elementos químicos producidos por cepas toxigénicas de hongos que pueden causar enfermedad y muerte en los seres humanos.

Asimismo, es común que se encuentren aisladas en alimentos que tuvieron un mal manejo después de la cosecha y su ingesta puede producir una enfermedad llamada aflatoxicosis.

Según explican los especialistas, el cáncer de hígado es el que está más asociado a las aflatoxinas, aunque también se asocian con el cáncer de páncreas, pulmón, colorrectal y cervicouterino.

“Las sustancias se van acumulando durante muchos años y luego se van desarrollando diversos tipos de cáncer, según la predisposición familiar que tenga la persona”, explicó Magda Moreno.

Pero calma, no todo es una mala noticia. Aunque es cierto que el consumo frecuente aumenta el riesgo de cáncer , según la experta, las moras, los pimientos, las espinacas, el betabel, los ejotes, los jitomates o las zanahorias, son alimentos que pueden contrarrestarlo.

Y tú, ¿cuántas veces a la semana comes garnachas?

Con información de Noticieros Televisa.