Aitana Derbez roba la atención en entrevista a Eugenio Derbez y termina balconeando a su papá

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor reveló cómo ‘le dan lata’ Alessandra Rosaldo y Aitana durante la cuarentena

Aitana Derbez siempre llama la atención por las múltiples publicaciones que hacen sus famosos padres en redes sociales con cómicos videos de la niña de cinco años; pero ahora se volvió tendencia por interrumpir una entrevista que le realizaban a Eugenio Derbez y balconearlo en vivo.

Todo sucedió durante la charla que el comediante tuvo con Chiquinquirá Delgado de Univision, y es que todo transcurría con normalidad cuando de repente la primogénita de Alessandra Rosaldo se asomó a la cámara y le quitó uno de los audífonos a su papá, quien le pidió que saludara a la conductora y le dijera que estaba haciendo.

Aitana, muy obediente, dijo ‘Hola’ y comenzó a hablar con la presentadora, a quien también le dijo cómo se portaba el protagonista de ‘La familia P. Luche’. “Sí, estoy jugando con una pelota (…) Bien (se porta)”, sentenció la pequeña.
Sin embargo, la indiscreción de Aitana Derbez llegó cuando Chiquinquirá le preguntó cuál era el juego favorito de Eugenio Derbez, a lo que respondió ‘La chancla’.

Esto provocó las risas tanto de la conductora como del actor, quien explicó de qué se trataba. “La chancla que le aviento a Fiona, ella sale corriendo y Aitana corre para quitarse del camino de Fiona. Ahí tenemos una rutina muy simpática”, indicó.

Pero no fue lo único que causó gracia, Eugenio Derbez también reveló que entre Alessandra, Aitana y Fiona cuál es la que más ‘lata’ le da durante el aislamiento y a diferencia de otros famosos, el actor indicó que para él este tiempo en familia es una bendición.

“Estoy con Aitana y con Alessandra, con Fiona que es mi perrita. Estamos solo los 4, está padre porque ya tenía muchas ganas de convivir con ellos. Fue como un regalo de la vida, esa es la parte bonita; pero también está la parte que el primer día padre, el segundo día ‘los trastes, la ropa, ven a platicar conmigo’ y yo de ‘necesito trabajar’ (…) Mi pobre Fiona, yo le hago de comer, la saco, la limpio, la curo, pero da menos lata que mis otras dos mujeres. ¡Ah cómo me dan lata! Mi hija pobrecita tiene 5 años y quiere jugar conmigo todo el día”, indicó.