Vadhir Derbez hace conmovedora confesión sobre Aitana Derbez: ‘Yo siempre quise una hermana menor’

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor también reveló la peculiar forma en que su media hermana lo despertaba por las mañanas

La relación entre los hijos de Eugenio Derbez siempre ha sido buena, pero ahora fue Vadhir Derbez quien conmovió al hablar sobre su hermana pequeña Aitana, a quien siempre deseó tener en su vida y con la cual durante la cuarentena por coronavirus entabló un vínculo más fuerte.

Las tiernas confesiones se dieron durante la plática que el actor sostuvo con su madrastra Alessandra Rosaldo y José Eduardo Derbez. En la conversación, el también cantante detalló que gracias a las tres semanas que pasó en casa de su papá, pudo reconectarse con Aitana Derbez, de cinco años.

“Yo siempre quise una hermana menor, llegó un momento en el que Aitana era mi alarma, me despertaba en las mañanas, abría, volteaba para abajo y la mirruña abriendo la puerta, se paraba enfrente de la cama para ver a qué hora abría el ojo, me decía ‘vamos a jugar’”, destacó en el canal de YouTube de la cantante.

Vadhir Derbez comentó que fue una experiencia única. “Fue bien bonito reencontrar a Aitana en esa manera, porque cuando he convivido con ella estaba más chiquita”, sentenció.

Para Alessandra Rosaldo también fue muy bonito ver a uno de los hijos mayores de Eugenio Derbez con su pequeña convivir de esa forma tan especial.

“Fue hermoso verte con Aitana esas tres semanas, la convivencia, no llegabas tarde a ningún lado. Fue una belleza tenerte aquí y sobre todo verte con Aitana, lo hermoso que construyeron entre ustedes esa relación, que ya tenían, que se fortaleció”, destacó.

Sin embargo, la actriz y cantante expresó, entre risas, que cuando supo que Vadhir Derbez pasaría casi un mes en su casa se puso nerviosa, ya que no sabía cómo se daría la dinámica familiar e incluso reveló cómo reaccionó cuando Eugenio Derbez se lo dijo.

“Te tuvimos en la casa 3 semanas, al principio yo la verdad cuando tu papá me dijo que venías a pasar unos días acá con nosotros por supuesto que de qué padre y luego fue de ‘¿cuántos días estamos hablando?’ (…) Llegó con todo y luego cada tercer día se iba de regreso a su departamento y regresaba con más cosas, pero a mí me daba un poquito de nervio porque la última convivencia ruda que tuvimos fue en Marruecos (…) Después de ese viaje dije ‘híjole a ver cómo nos va’(…) La verdad estaba muy nerviosa, pero tengo que decir que tenerte aquí en la casa fue una absoluta delicia, un deleite”, comentó.