Con lágrimas, Lidia Ávila narra cómo murió su hija: ‘Pidan que se vaya porque no es vida para ella’

La cantante detalló que su hija Sophia murió después de que se despidieron de ella
Por: Valeria Contreras N.
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Lidia Ávila recordó uno de los episodios más difíciles de su vida, la muerte de su hija Sophia a los seis meses de edad. En entrevista con Yordi Rosado, la cantante detalló por primera vez y entre lágrimas cómo supo que su primogénita perdería la vida.

La integrante de OV7 detalló su embarazo transcurrió de forma normal, pero que en los últimos meses las cosas se complicaron y tuvieron que realizarle una cesárea, comenzando ahí el dolor más grande de su vida.

“Me embarazo de Sophia, lo gocé mucho. Todo iba muy bien hasta un mes antes de que naciera, voy a una consulta y me dice ‘la bebé tiene un quiste en la panza’… Le hacen estudios y me dicen 'es un quiste que no sabemos qué es, lo que sí es que tiene que nacer y la tenemos que operar'… Nace la bebé con la pancita muy distendida y las venas muy saltadas por el quiste, tipo 5 o 6 centímetros, pero no fue de emergencia. Se la llevan, la estabilizan las 24 horas, antes le ponen un catéter por la cirugía, luego la operan”, detalló.

Tras la intervención, Lidia Ávila tuvo un encuentro con los médicos, quienes en ese momento le dan a entender que dadas las circunstancias su hija no viviría mucho tiempo.

“Me dicen ‘la cirugía salió bien, pero el resultado no es el que esperábamos. El quiste era todo el intestino hecho bola, le quitamos todo y pues tu hija quedó con síndrome de intestino corto’. Ella tenía 20 centímetros de intestino, me dicen ‘vamos a pedirles que no la abandonen’… ahí es cuando me cayó el 20 y dice ‘¿mi hija se va a morir? ¿cuándo?’, me dicen ‘sí, no sé puede ser una semana una semana, seis meses o un año, porque no puede comer o absorber nada, le vamos a dar comida vía venosa, pero a la larga afecta el hígado’”, comentó.

placeholder
Lidia Ávila recuerda entre lágrimas cómo se enteró que su hija moriría tras nacer

La cantante precisó que su pequeña pasó todo tipo de enfermedades y que durante los primeros tres meses de vida, solo la podía algunas horas por la mañana y otras por la tarde; aunque enfrentaba algo muy complicado, nunca se dejó caer y siempre buscó ver lo positivo de la vida.

“Ahí la vida me cambió totalmente, soy una persona antes y después de eso, no se lo deseo a nadie en el mundo, la muerte de un hijo ni siquiera tiene nombre, para mí fue muy cañón. Hacer las cosas viéndoles el lado positivo, pero siempre sabiendo que el día a día era el último, yo me iba a mi casa a dormir esperando la llamada de se murió… Sale después de tres meses, logra estar en mi casa, logramos que en casa solo estuviera conectada a la alimentación ocho horas en la noche”, indicó.

Sophia logró estar un tiempo en casa de Lidia Ávila , pero regresó al hospital por una neumonía y su cuadro se agravó más, ya que ahora requería oxígeno.

“Mucho más complicado todo hasta que un día le dio un paro cardiorrespiratorio en mi casa, yo le iba dando reanimación en el coche, llegamos al hospital, me la reciben en urgencias y la pasaron a terapia intensiva. Hacíamos guardia en el hospital”, señaló la artista, quien recordó que los últimos días de vida de su hija le pedía a Dios que ya no la hiciera sufrir porque no era vida para su pequeña.

En fotos: Conoce a los hijos de los integrantes de OV7

“Los últimos días que llegaba mi familia y decían vamos a rezar, yo les decía ‘pidan que ya se vaya porque no es vida para ella ni para nadie, porque yo no quiero ver a mi hija así. Un día la vi tan mal, yo les dije que si querían pasar a despedirse y todos pasaron… Entramos su papá y yo al final, se despidió, yo también, nos pusimos a rezar un Ave María y un Padre Nuestro y fue cuando la maquina dejó de sonar, como si estuviera esperando que todos se despidieran de ella”, detalló.

Tras la muerte de su hija, Lidia Ávila pudo cumplir la promesa de llevar a su hija a la Basílica de Guadalupe y afirma que es lo más duro que hasta el momento le ha tocado vivir.

“Yo había prometido llevarla a la Basílica de Guadalupe a dar gracias, no pudo en vida, el domingo fuimos pedí que todos fueran de blanco y depositamos sus cenizas a una iglesia… Es lo más duro que me ha tocado vivir. Sophia es un ángel que vino a mi vida con un mensaje y un propósito que con el tiempo estoy tratando de entender, agradezco a Dios lo que me tocó vivir”, expresó.

Andrea Legarreta, Zuria Vega y otras famosas que perdieron a sus bebés durante el embarazo