Eduardo Yáñez habla de su adicción al alcohol: “Lo último que tomé fue loción para afeitar"

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor destapó que lo tuvieron que amarrar a la cama, en más de una ocasión, para que no saliera a beber

Eduardo Yáñez habló sin tapujos sobre el problema de alcoholismo que enfrentó y logró superar hace cinco años. En entrevista con el programa ‘Netas Divinas’, el actor también contó que su adicción fue tan grande que hasta tomó loción para afeitar con agua de la llave para controlar la ansiedad.

“Todo mundo sabe que alguna vez tuve la adicción del alcoholismo y que después me lo zafé (…) La verdad es que la adicción es algo que se te adhiere (…) Yo empecé a chupar con mis cuates y después, aunque no estuvieran ellos, yo ya quería un trago”, narró el actor, de 59 años.

Asegurando que existe una diferencia entre lo que pide el cerebro y el cuerpo, el intérprete indicó: “Lo que tú necesitas por culpa del cerebro, el cerebro lo puede quitar. Pero lo que empiezas a necesitar por culpa de tu cuerpo (…) ahí tienes que usar tu cuerpo para quitártelo. Por ejemplo: El hecho que tú te quieras tomar un trago porque es viernes es un pedo de acá (la cabeza), puedes evitarlo. Pero el hecho de que te quieres echar un trago porque estás temblando (…), mejor te tienes que ir a echar un clavado al mar y nadar dos horas (…) es tu decisión”, explicó.

Yo fui alcohólico, entonces, todo se te hincha por dentro, el hígado, el bazo, todo, no puedes ir al baño, se te empieza a hinchar la cara, te pones rojo, las venas, el tembloreo, el humor, entonces, si no te chingas un trago, todo esto no se calma. Pero si te vas a nadar en lugar de echarte el trago, terminas cansado y duermes”, agregó.

Ante la pregunta de Natalia Téllez, Consuelo Duval, Jacky Bracamontes y Paola Rojas, conductoras del programa, sobre cómo fue que dejó de beber, Eduardo Yáñez contó que todo vino después de verse en el espejo, tomar loción para afeitar y desmayarse.

“Cuando yo me vi en el espejo y vi las venas reventadas (toqué fondo) (…) Ya lo último que tomé, recuerdo fue loción para afeitar con agua de la llave, ese fue el último trago que me metí antes de pass out (desmayarse). Cuando desperté, pues era todo temblor, mi cabeza… fui al espejo y ahí vi las venas hinchadas, los ojos rojos. Empiezas a llorar, empiezas a ver la realidad (…) y aunque rompas el espejo no te vas a ir de ahí y ahí estás (…)”.

Finalmente, Eduardo Yáñez revela que para dejar atrás su adicción al alcohol le pidió ayuda a su asistente, quien en los últimos días lo tuvo que amarrar a la cama para que él no pudiera beber.

“Hubo una semana entera que me tenía que amarrar a la cama porque a las 3am yo quería salir por un trago”, dijo, asegurando que esos episodios los sufrió por seis meses. “Es difícil dejarlo, pero se puede dejar. Es una batalla, pero la puedes ganar”.

Finalmente, Eduardo Yáñez subrayó que debido a su fama no pudo internarse en ningún hospital, pues los reflectores estaban encima de él, razón por la que optó en trabajar su cuerpo.

En la actualidad, Eduardo Yáñez se encuentra concentrado en su carrera como actor. Incluso, el próximo año lo podremos ver en la tercera temporada de ‘Sin miedo a la verdad’, serie en la que interpreta al Presidente de México.