Eiza González asegura que los mexicanos que la critican en el fondo se sienten orgullosos de ella

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz también habló de los retos a los que se ha enfrentado para poder triunfar en Hollywood

La época en la que Eiza González se tomaba el tiempo para responder a las críticas de las que era blanco por parte de sus propios paisanos quedó atrás, pues, la actriz asegura que llegó a la conclusión de que los mexicanos que la atacan, en el fondo están orgullosos de ella.

La protagonista de ‘Amores verdaderos’ reconoció que antes los comentarios malintencionados que recibía le afectaban, pero que ahora dejó a un lado lo emocional y dentro de las percepciones divididas que su país tiene de su trabajo se siente bendecida con lo que ha logrado en su carrera.

"Antes era más emocional, ahora soy más pragmática. He llegado a donde estoy porque nadie me ha ayudado y nadie me ha dado nada; cuando llegué a Los Ángeles empecé en un cuartito y ahora tengo una casa y dentro de todo el amor-odio que tiene mi país por mí me siento bendecida”, declaró la actriz en entrevista con El Universal .

“Antes me enojaba el odio que me tenían, pero ahora estoy feliz, más agradecida. Lo veo diferente sé que a veces, aunque dicen que me odian, en el fondo se sienten orgullosos de mí".

Ver esta publicación en Instagram

Morning look ❤️ @loscabosfilmfestival

Una publicación compartida por Eiza (@eizagonzalez) el

Compartió que su ascenso a la fama en Hollywood no ha sido fácil y que uno de los principales obstáculos a los que se ha enfrentado son los estereotipos.

“Las limitaciones con las que vivo son los estereotipos, que no entre en lo que la gente considera diversidad. Cuando se piensa en latinas, se piensa en cierto tipo de persona y no encajo ahí. A veces no me consideran mexicana porque hablo sin acento y tengo que fingirlo", dijo.

La actriz , quien desde hace más de cinco años se mudó a Estados Unidos para abrirse camino en el cine internacional, declaró que siempre estuvo consciente de que el camino que le esperaba en la industria sería difícil de cruzar. Sin embargo, es un riesgo que quiere correr pues sabe que son puertas que dejará abiertas para quienes quieran seguir sus pasos.

"En algún momento mi mánager me dijo que cuando se es la primera, hay que estar picando piedra y llevándose los trancazos para abrir camino y hacer que quien venga detrás de ti le sea más sencillo, y eso es lo que me toca hacer, no me queda de otra, no hay opocion”, dijo la actriz, de 29 años.

“Estoy contenta con lo que me toca vivir porque soy tenaz y para mí es suficiente lo que he logrado y no es que no sea humilde, agradezco lo que tengo, pero siempre quiero más y creo que eso me ha llevado a conseguir lo que tengo porque a mi nadie en Estados Unidos me ha regalado nada".