Ferdinando Valencia por fin muestra el rostro de sus mellizos Tadeo y Dante

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor posó junto a su novia Brenda Kellerman y sus pequeños en una tierna fotografía

Desde que sus mellizos nacieron, Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman han compartido a través de las redes sociales detalles del crecimiento de los pequeños y de cómo se han ido adaptando a este cambio en sus vidas. Sin embargo, ahora a poco más de un mes de su llegada, la pareja por fin mostró el rostro de Tadeo y Dante.

La fotografía de los bebés junto a sus padres formó parte de la última edición de la revista ¡HOLA!, donde se observa a la familia Valencia Kellerman posar en una tierna fotografía.

El actor también destapó algunos detalles de cómo han sido estas primeras semanas de vida de los pequeños, de quienes reveló algunos rasgos de carácter que ya han ido mostrado. “Tadeo se levanta y vive con cara de enojado y Dante siempre se está riendo, observándolo todo y dándonos indicaciones de lo que necesita, desde la calma”, detalló a la publicación.

Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman están muy felices con sus mellizos, y es que según revelaron en su canal de YouTube intentaron por años ser padres e incluso en algún momento de su relación, de once años, estuvieron a punto de tirar la toalla.

Sin embargo, se dieron una última oportunidad y con ayuda médica, debido a que la modelo sufría de ovario poliquístico, lograron embarazarse y completar su anhelada familia.

Los seguidores del galán de telenovelas y la modelo se desvivieron en halagos al ver por primera vez el rostro de Tadeo y Dante; aunque algunos se limitaron a precisar que eran muy bellos, otros afirmaron que se parecían al actor.

Mira en fotos la historia de amor de Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman

Los mellizos nacieron el pasado 24 de abril en Coral Springs, Florida. El primero en nacer fue Dante, quien llegó a este mundo a las siete con seis minutos de la tarde, pesó dos kilos 465 gramos y midió 48.5 centímetros; mientras que Tadeo nació un minuto después, pesó dos kilos 710 gramos y midió lo mismo que su hermano.