Frida Sofía no se arrepiente de atacar a Alejandra Guzmán, pero pone estas condiciones para poder reconciliarse

facebook

twitter

whatsapp

Email

Al ser cuestionada sobre una reunión con su mamá, la cantante indicó que dejaría todo en manos de Dios

Desde mayo pasado, Frida Sofía arremetió contra su mamá Alejandra Guzmán , llamándola desde mentirosa hasta traicionera y diabla. Hace unos días, reveló que aunque no se arrepiente de ninguna de sus declaraciones contra la mujer que le dio la vida, dejó entre ver que no descarta una reconciliación.

La cantante está dispuesta a hacer las paces y a tener una conversación con la hija de Silvia Pinal bajo ciertas condiciones, las cuales dio a conocer durante su paso por la alfombra roja de los premios Balón de Oro 2019, donde interpretó su primer sencillo ‘Ándale’.

“Me encantaría que fuera en frente de la gente, de su público, de mi público”, sentenció la joven, de 27 años, quien así desea evitar cualquier clase de malentendido e incluso difamación. El segundo término que dio a conocer Frida Sofía fue que el diálogo se diera de forma honesta y responsable.

La nieta de Enrique Guzmán indicó que su última solicitud para aceptar reunirse con Alejandra Guzmán es que durante la plática haya un mediador profesional y ajeno a la polémica. Sentenció que su petición se debe a que quiere que: “la gente puede saber la verdad, puede entender varias cosas y puede observar la actitud y todo lo que quieran de las dos”.

Días antes de sus declaraciones y durante su arribo al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, Frida Sofía tuvo un encuentro con la prensa y afirmó que ya quiere dejar ese escándalo atrás e incluso aseguró que dejaría todo en manos de Dios.

“Hay que dejarlo atrás, porque ahorita, la verdad es que estoy súper enfocada (…) Quién sabe, lo dejaremos a Diosito”, precisó la primogénita de la intérprete de ‘Eternamente bella’.

El pleito entre Frida Sofía y Alejandra Guzmán cobró relevancia en los últimos meses, cuando la joven acusó a la cantante de haberla dejado sola durante su infancia e incluso de traicionarla con sus exnovios, hecho que no perdona. Ante las acusaciones de su hija, la artista salió en su defensa y aseguró que jamás se involucraría con alguna expareja de su primogénita y que acepta que falló en algunas cosas como madre, pero que tuvo que salir a trabajar para darle lo mejor a la joven.