Ver video

Geraldine Bazán reacciona a los rumores de que Gabriel Soto e Irina Baeva ya viven juntos

facebook

twitter

whatsapp

Email

A casi un año de firmar su divorcio, la actriz sigue siendo cuestionada sobre las decisiones de su exesposo

Geraldine Bazán dejó claro que las decisiones que tome su exesposo están muy alejadas de su interés siempre y cuando no involucren a sus hijas, esto luego de que fue cuestionada por la prensa por los rumores que apuntan a que Gabriel Soto e Irina Baeva ya viven juntos.

"La verdad no sé. Ya voy a cumplir un año de divorciada y ya al final, la verdad es que, hijole, las decisiones y la vida del papá de mis hijas pues no tienen nada que ver conmigo. Mientras no involucre a mis hijas pues ni me incumbe, ni me importa la verdad", dijo la estrella de ‘Por amar sin ley’ en un encuentro con varios medios de comunicación entre los que se encontraba Suelta la sopa y El gordo y la flaca.

La actriz se limitó a decir que Elissa y Miranda se encuentran en perfecto estado luego de ser cuestionada por la prensa pues, hace unas semanas, la propia Geraldine declaró que sus hijas asistían a terapia porque atravesaban por un proceso de aceptación en el que les estaba costando trabajo entender que sus papás tienen otras parejas.

Geraldine Bazán y Gabriel Soto quedaron legalmente divorciados el 8 de octubre del año pasado, en medio de rumores de infidelidad por parte del actor con Irina Baeva, con quien meses después confirmó su romance a través de una portada de revista.

No es la única polémica que enfrenta Geraldine Bazán, hace unos días protagonizó una vez más decenas de titulares de prensa luego de que a través de redes sociales denunció que fue víctima de robo de identidad.

“Resultó que en una sucursal lejos de mi casa, alguien hizo este cambio, yo pedí los videos, me dijeron que no era posible que se tenía que hacer vía legal (...) pero que había sido una mujer con una sudadera negra, en fin, ya recuperé mi teléfono”, contó en aquella ocasión la expareja del también actor Santiago Ramundo.