Ingrid Martz y su hija de 8 meses sufren accidente automovilístico: “Gracias a Dios estamos bien”

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz denunció que su vehículo fue impactado por un conductor que venía distraído con el celular

Ingrid Martz y su hija de 8 meses sufrieron un accidente automovilístico cuando circulaban por los carriles de Periférico en la Ciudad de México. De acuerdo con la denuncia que hizo la actriz en redes sociales, su vehículo fue impactado por un conductor que manejaba distraído con el celular.

“Les cuento. Estoy aquí con mi pequeña Martina esperando a que lleguen los de la aseguradora porque me chocaron. Estaba en Periférico parada, con muchísimo tráfico, nada extraño en esta ciudad, y pues el hombre que venía atrás de mí, venía distraído. Literal, parada, lo veía por el retrovisor como es que estaba distraído y no frenaba, no frenaba y no frenaba, hasta que me pegó y aquí estamos”, narró la estrella de las telenovelas en sus historias de Instagram el pasado 7 de febrero.

De igual forma, denunció que mientras estuvo esperando a que llegara su aseguradora, se percató de que la mayoría de los automovilistas viajan distraídos. Incluso, detalló que algunos hasta sueltan el volante para contestar sus mensajes de texto, sin medir las consecuencias que sus acciones podrían provocar.

“Pero es increíble, cuando estaba ahí parada en Periférico, viendo lo de la aseguradora, (me percaté) que la mayoría viene mensajeando, viendo videos o mensajeando con las dos manos, o sea, con las dos deteniendo el celular y escribiendo. Es impresionante que la mayoría vienen distraídos, no vienen viendo hacia el frente. Yo digo que así como existe el ‘si toma, no maneje’, también debería existir el ‘si maneja, no use celular’; de verdad se los digo”, señaló.

Antes de concluir su mensaje, Ingrid Martz aseguró que tanto ella como su hija de ocho meses estaban en perfectas condiciones, pues el golpe había sido leve. Incluso, detalló que durante la hora y media que estuvo esperando la llegada de los ajustadores, su bebé no había dejado de sonreír, lo que para ella había sido un alivio.

Gracias a Dios, Martina y yo estamos bien, pero se los digo, pudo haber sido mucho más fuerte. Si él hubiera venido a más velocidad no sé que hubiera pasado, pero gracias a Dios no sucedió”, sentenció.

Esta no es la primera vez que Ingrid Martz pasa un susto con su bebé, pues hace unos días narró la angustia que sufrió cuando su recién nacida se le cayó por las escaleras.