Yadhira Carrillo responde a Leticia Calderón tras revelar encuentros nocturnos con Juan Collado

facebook

twitter

whatsapp

Email

Carrillo aseguró que no habla con su esposo de temas que no tengan que ver con su matrimonio

Luego de que Leticia Calderón reveló los encuentros que tenía con Juan Collado después de que se separaron y cuando el abogado ya estaba en una relación con Yadhira Carrillo , esta última se limitó a enviar bendiciones a su colega.

"Que Dios la bendiga, a todos, es todo, no tengo más comentarios", dijo la estrella de televisión frente a las cámaras de Suelta la sopa.

Con su característica amabilidad al interactuar con la prensa durante sus frecuentes visitas a su esposo al Reclusorio Norte, Carrillo dijo que no está enterada de las declaraciones de Calderón pues no ve televisión. Sin embargo, destacó que las recientes circunstancias legales que enfrenta Collado los han unido más como pareja.

"No veo absolutamente nada de televisión, veo películas, veo series y leo y estamos maravillosamente bien Juan y yo ha sido un reencuentro precioso de Juan y yo en estas circunstancias", destacó la protagonista de telenovelas como ‘Amarte es mi pecado’.

Aseguró que entre ella y su esposo no se tocan temas que no tengan que ver con su matrimonio y lo felices que han sido durante más de una década.

"En lo absoluto platicamos de absolutamente nada que no tenga que ver con nuestro cariño, con nuestra unión, con nuestro amor, como desde el primer día ya llevamos 11 años así, preciosos en matrimonio", afirmó.

Sobre la negativa de Calderón para que sus hijos visiten al abogado en la cárcel, Yadhira Carrillo dijo que es un tema que tampoco toca con su esposo.

"Es un tema que él y yo no tocamos, él y yo no tocamos temas que no sean él y yo, nada más", manifestó.

Aunque durante meses, Leticia Calderón se había mantenido al margen luego de la detención de Juan Collado, en las últimas semanas aseguró que su hijo menor estaba harto de las declaraciones de Carrillo y reveló que tras su separación, el abogado la seguía visitando y se quedaba hasta altas horas hablando en su casa.