Con una misa y en familia: Así fue el último adiós a Rodrigo Mejía, quien falleció por Covid-19

facebook

twitter

whatsapp

Email

Gaby Crassus, quien se mantuvo abrazada de sus hijos durante la ceremonia, no pudo contener el llanto en varias ocasiones

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Rodrigo Mejía, quien falleció el pasado 12 de febrero por secuelas del Covid-19, recibió su último adiós este fin de semana en Mérida, Yucatán, con una misa en su memoria.

De acuerdo con las imágenes que un programa de espectáculos difundió, a la ceremonia religiosa solamente acudieron familiares cercanos, entre los que se encontraban Salvador Mejía, hermano del actor, y su madre.

“Esta pandemia golpeó a nuestra familia en la parte más sensible. En pocos días perdimos a mi padre, Don Salvador Mejía Contreras y a mi pequeño hermanito; perdimos padres, perdimos hermanos, perdimos hijos, perdimos abuelos y todavía no sabemos cómo nos va a impactar esto”, señaló Salvador Mejía, hermano del actor al término de la misa.

Durante el acto solemne, Gaby Crassus se mantuvo abrazada a sus dos dos hijos -Mauro y Matías- y aunque en varias ocasiones intentó contener el llanto, al final no pudo lograrlo.

Pese a su dolor, la viuda de Rodrigo Mejía accedió a hablar con el programa de espectáculos y contó, por primera vez, como se encuentra tras el deceso del actor y negó rotundamente que su esposo estuviera en depresión.

“Yo sé que Rodrigo no me va a abandonar, me va a dar la fuerza y la entereza para sacar a los niños adelante (…) Rodrigo no falleció por depresión como se dice (…), Rodrigo falleció por las secuelas que le dejó el Covid; él venció al Covid, pero lo que sucedió es que el virus le dañó mucho los pulmones y la neumonía fue la secuela”, explicó.

Por último, la presentadora recordó entre lágrimas que ya no pudo despedirse de Rodrigo Mejía debido a que sus últimos días los pasó intubado.

“Ya no lo vi consciente por que él estaba intubado, por lo mismo de que sus pulmones estaban muy dañados, pero sí estuve con él. Lo abracé, le agarré la mano porque eso fue lo que él pidió”, sentenció.

Hasta el momento, se desconoce dónde descansaran las cenizas de Rodrigo Mejía, quien falleció a los 45 años por secuelas del Covid-19.