Ver video

Ferdinando Valencia narra cómo fueron las últimas horas de Dante y cómo se despidió de él

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

El actor y Brenda Kellerman indicaron que los médicos en Estados Unidos no lograron quitarle la meningitis y aun así dieron de alta al bebé

El pasado 3 de agosto Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman sufrieron la muerte de su hijo Dante tras pasar varias semanas hospitalizado por una meningitis bacteriana. Por primera vez el actor narró cómo fueron los últimos momentos de vida del pequeño.

“Ahí ya nos dijeron que el niño no tenía nada más meningitis, sino que hidrocefalia, un derrame cerebral, neumonía, insuficiencia cardíaca, los riñones no estaban trabajando, así muchos días. Hasta que nos dijeron yo creo que ya la libramos, yo creo que vamos a salir adelante y al día siguiente se murió Dante”, expresó el actor en entrevista con el programa ‘Hoy’.

El intérprete de telenovelas indicó que horas antes de que Dante perdiera la vida presentó un fuerte sangrado en el pulmón, el cual no le lograron controlar y que incluso los médicos les pidieron que se despidieran del pequeño.

“Nos hablaron y nos dijeron ‘vénganse y el niño empezó a correr sangre y no le detenían el derrame. Entonces básicamente el doctor nos dice ‘despídanse de él’”, relató Ferdinando Valencia, quien compartió imágenes en las que se observa cómo le hablaba y acariciaba a su pequeño.

Pese a la difícil situación que vivía Dante, el actor expresó que le pedía a Dios que le permitiera estar con su hijo y compartir su vida. “Yo le decía ‘Dios déjamelo, quiero disfrutar la vida, lo quiero conmigo, por favor déjamelo”, destacó.

Además de narrar cómo fueron los últimos momentos con vida de Dante, Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman detallaron que el estado de salud del bebé se agravó porque durante los 23 días que permaneció hospitalizado en Estados Unidos no le quitaron la meningitis y pese a eso lo dieron de alta.

“Esa tarde que según salimos por unos supositorios para el niño se convirtieron en 23 días de hospital. Ahí nos dicen que tiene meningitis y luego nos dicen en ese hospital, el día 23, está curado se lo pueden llevar. No lo dan de alta, no va a regresar por meningitis (…) (En México) volvemos a ir con un doctor y vuelve a convulsionar y entonces dicen sigue con meningitis”, señaló.