Mauricio Herrera revela que el Covid-19 le hizo perder algo de visión, audición y pelo

El actor de 86 años estuvo internado cerca de 13 días en un hospital ubicado al norte de la Ciudad de México
Por: Emilia Zúñiga
LITE
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de confirmar en julio pasado que tras salir positivo, junto a su esposa Luhana Gardi, había abandonado del hospital, Mauricio Herrera habló con la revista TVyNovelas para revelar algunas de las secuelas que le dejó este virus, así como de la fuerte suma de dinero que desembolsó en el nosocomio.

Y es que, el actor de 86 años, confesó que se gastó más de 600 mil pesos durante los 13 días que estuvo internado en un hospital ubicado al norte de la Ciudad de México. Asimismo, agradeció que varios miembros de su familia lo apoyaron, incluyendo a sus sobrinos, quienes actuaron de manera correcta.

"Afortunadamente hicimos lo correcto en el momento correcto, por eso estoy aquí todavía. Estoy también agradecido con la cantidad de gente que me habló por teléfono, los medios, actores amigos míos… Realmente me emocioné mucho porque mi esposa y mis hijos me decían: “Toda la gente está rezando por tu salud”, añadió a la par de confesar que varios amigos actores se ofrecieron a apoyarlo económicamente, aunque esto, finalmente, no fue necesario.

placeholder
Mauricio Herrera y su esposa se someten por segunda ocasión a prueba covid-19

Por su parte, el actor de 'Ni contigo ni sin ti' habló de las secuelas que le dejó este virus en todo el cuerpo, pero principalmente en los sentidos de la vista y el oído.

"He tenido varios problemas colaterales, porque sí te baja un poco la vista… También se me cayó un poco de pelo, la audición bajó un poco, la energía me ha costado un poco recuperarla… Acabo de empezar a recuperar kilos porque bajé de peso", dijo a la publicación.

En la misma línea, aprovechó para aclarar que no está ciego, pero que actualmente presenta dificultad para ver de lejos. No obstamte, su médico le dijo que se recuperaría.

Finalmente, el también director de teatro hizo hincapié en que ya recuperó los siete kilos que perdió durante su estancia en el hospital: "Ya (los recuperé). Estoy comiendo mejor que nunca, otra vez desayunando bien, comiendo bien con chile y todo muy bien; además, en medio de las comidas no dejo de comer algo como fruta o queso".