Llaman ‘mala madre’ a novia de Ferdinando Valencia por presuntamente pintarle el cabello a Tadeo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Brenda Kellerman respondió a todos aquellos que la critican en redes sociales

Tras la muerte de su hijo Dante, Ferdinando Valencia y su novia Brenda Kellerman centraron todo su amor y atención en el pequeño Tadeo. Pero ahora la modelo costarricense desató una nueva polémica por presuntamente pintarle el cabello a su hijo de seis meses de edad.

Y es que gracias a las últimas publicaciones de la exconcursante de ‘Reto 4 Elementos Naturaleza Extrema’ varios usuarios le cuestionaron cómo logró que el color del cabello del bebé cambiara de forma tan rápida, a lo que ella respondió.

“Mira yo aquí aclarándoles las duditas que tienen porque me escriben mucho de que cómo le aclaré el pelo a mi hijo. Yo no le he aclarado el cabello a mi hijo, se le está aclarando el cabello solito. No estoy utilizando ningún shampoo especial para aclararle el pelo. Ya ven que mi hermano es pelirrojo y de parte de la familia de Ferdi también hay pelo clarito, por todos lados tenemos para que se le pueda aclarar”, indicó en su cuenta oficial de Instagram.

La pareja de Ferdinando Valencia detalló que esta situación provocó que fuera criticada e incluso que la tacharan de mala madre en varias publicaciones.

“No crean que se lo teñí, porque ya me dijeron que ‘mala madre ya se lo pintó’. No, no se lo he pintado, no se lo estoy aclarando con ningún shampoo, solo estoy utilizando shampoo para bebés normal como todos lo utilizan”, destacó Brenda Kellerman.

Tras aclarar la nueva polémica sobre su vida privada, la modelo también destacó los logros de su hijo Tadeo, quien afirmó ya se puede sentar. “Wow, qué rápido creces. Con seis meses y ya se sienta. ¿Qué me espera de este niño?”, puntualizó.

Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman enfrentaron la muerte de Dante

Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman anunciaron la llegada de sus mellizos el 29 de abril de este año, pero los pequeños nacieron cinco días antes. El primero en llegar al mundo fue Dante, quien el pasado 3 de agosto murió a causa de complicaciones por meningitis bacteriana; mientras que su mellizo Tadeo nació un minuto después y pesó dos kilos 710 gramos y midió 48.5 centímetros.