Entre lágrimas y con foto de las cenizas es como Rocío Sánchez Azuara se despide de su hija

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora agradeció las muestras de cariño y apoyo que recibió desde que anunció la muerte de Daniela

Tras anunciar con un emotivo video que su hija Daniela murió tras complicaciones por el Eritomatoso Sistémico que padecía, Rocío Sánchez Azuara se despidió de la joven mediante una misa en la Iglesia de la Señora del Líbano al sur de la Ciudad de México.

Durante la ceremonia, la conductora del programa ‘La 3ra en Discordia’ no pudo contener las lágrimas al recordar a su hija, quien batalló con la enfermedad por 20 años.

Entre lágrimas y frente a las cenizas de Daniela, Sánchez Azuara le dijo adiós y pidió por el eterno descanso de la joven, de 31 años. El otro hijo de la presentadora, José Luis, acompañó a su mamá durante toda la misa, a la que también acudieron familiares y amigos cercanos.

Aunque la estrella de televisión no emitió una declaración con los medios de comunicación presentes, sí utilizó las redes sociales para agradecer todas las muestras de cariño y apoyo que ha recibido desde que dio a conocer, el pasado lunes 23 de septiembre, que su hija había fallecido.

“Sin mencionar nombres... GRACIAS!!!”, precisó Rocío Sánchez Azuara , quien acompañó sus palabras con una fotografía de las cenizas de Daniela en medio de coronas de flores.

Tanto los seguidores de la conductora como compañeros del medio siguieron enviando sus condolencias y le desearon pronta resignación ante la lamentable pérdida de su hija, quien en agosto pasado fue hospitalizada por una bacteria que se alojó en el catéter que tenía para las hemodiálisis que le realizaban.

Shanik Berman, quien en 2004 enfrentó la muerte de su hijo Daniel en un accidente automovilístico, es una de las famosas que más mensajes de apoyo le ha externado a la presentadora y en la última publicación sentenció: “Aquí estoy, te quiero, no te quede sola ni un minuto los primeros días, el dolor es insoportable ... que no sepas más de penas mi Rocío”.