"Él le pertenece a México": Así se vivió el homenaje a José José en Bellas Artes

facebook

twitter

whatsapp

Email

Recibe lo mejor de Las Estrellas directo a tu correo

Los mexicanos le dieron el último adiós al ‘Príncipe de la canción’, a quien recuerdan como alguien sencillo que les regaló bellas canciones

Este martes, acompañado de su hijo, el señor Bulmaro Ascensión se trasladó desde San Pedro Cholula, Puebla, hasta el Palacio de Bellas Artes, a donde llegó alrededor de las 10 de la noche. “Quisimos ser los primeros en llegar para poder rendirle homenaje a uno de los más grandes ídolos de México”, cuenta.

Luego de pasar toda la noche a la intemperie, Bulmaro hizo uevas amistades con personas que comparten el sentimiento de perder a uno de los músicos más importantes del país, y fue así que conoció a Víctor Omar, quien pasó por alto el frío de la madrugada para darle el último adiós al 'Príncipe de la canción'.

Como Bulmaro y Víctor, miles de personas se dieron cita en un Palacio de Bellas Artes que se cimbraba por la espera de la llegada de las cenizas de José José. A los alrededores del recinto, algunos de los seguidores del cantante coreaban, a voz tendida, sus más bellos éxitos, como “El triste”, “La nave del olvido”, “Almohada”, otros tantos se desvivían en halagos para su más grande ídolo y otros más lloraban inconsolables.

Dicen que José José es de México. Y quizá es cierto: logró reunir a personas de todos los estratos sociales, de todos los rincones del territorio y además logró algo que en estos tiempos es una proeza; lograr juntar a distintas generaciones. Jóvenes, niños, millennials, adultos y personas de la tercera edad compartieron ese mismo sentimiento de pérdida y duelo.

Manuel Sandoval, presidente del Club de fans de José José, quien portaba orgulloso una corbata con las siglas del intérprete, contó en entrevista con Las Estrellas que el legado que deja el intérprete es “su música, la forma de dirigirse y comunicarse con la gente". por lo que se ha convertido en ejemplo para muchos de ellos. "Se convocaron a 50 personas que vienen de diferentes partes de la República y hasta del mundo, porque llegaron hasta de Canadá”.

Erika Knox, originaria de Canadá, narró que desde que se enteró que las cenizas de José José llegarían este miércoles al Palacio de Bellas Artes, decidió viajar a nuestro país. “Estaba al pendiente de las redes sociales de José Joel y tomé la decisión de comprar el boleto, quería despedirme de él, fue como un gran amigo en la vida”, compartió. Y eso tienen los grandes ídolos: no distinguen latitudes.

Jorge Zúñiga, originario de Perú, decidió ajustar los planes de su visita a la Ciudad de México para poder asistir al Palacio de Bellas Artes darle el último adiós al ‘Príncipe de la canción’. “Desde niño escuchaba sus canciones y mis padres son de la vieja escuela, las canciones me recuerdan mucho a ellos, además cuando estaba triste, escuchaba ‘El triste’”, recordó.

Mientras se realizaba la ceremonia en la que estuvieron presentes José Joel, Marysol y su ex esposa Anel Noreña, el público no dejó de cantar y gritar con emoción el nombre de José José. Para Maria Esther García Núñez, comerciante, maestra de baile y “sonidera de corazón”, José José es el mejor cantante que ha dado México, “es amor, es paz”.

“Muy mal lo que hizo su hija Sarita porque José José le pertenecía y le pertenece a México”, dijo respecto a que sólo las cenizas hayan llegado al recinto cultural. Tanto el padre como el hijo de María Esther se llaman José José, a quien recordará siempre con su canción favorita del intérprete: ‘El triste’.

Al concluir el homenaje, la familia agradeció al público por el cariño que le brindaron al intérprete y, entre tumultos y empujones, los restos de José José se trasladaron a la basílica de Guadalupe para después recorrer Clavería y finalmente ser depositados junto a los restos de su madre, en el Panteón Francés.

¡Adiós, príncipe! Sin duda te vamos a extrañar.